Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan restos de una mina de plata de hace 5.000 años en Grecia

Arqueólogos franceses han descubierto restos de una intrincada mina de plata, explotada hace 5.000 años a los pies de la Acrópolis micénica de Thorikos (Grecia).
El yacimiento incluye una red inextricable de galerías, pozos y cámaras que suman unos 5 kilómetros de longitud. El equipo de arqueólogos de minería supervisado por Denis Morin, de la Universidad de Lorena, empleó además un avión no tripulado para localizar las instalaciones sobre el suelo conectadas a la actividad minera.
"Hoy en día, es difícil imaginar las condiciones extremas en las que los mineros tenían que trabajar en el laberinto de galerías asfixiantes y sofocantes de este entorno minero. Marcas de herramientas en las paredes, graffitis, lámparas de aceite, y áreas de trituración dan evidencia de la actividad omnipresente de estos trabajadores en el interior. La dureza de la roca y de las mineralizaciones muestran el trabajo en condiciones extremas de estos trabajadores, en su mayoría esclavos, condenados a la oscuridad para la extracción del mineral de plomo-plata", explica Morin.
Los datos arqueológicos recogidos y observados durante la última fase de la campaña de 2015 --cerámica y martillos de piedra hechos de una cantera de roca volcánica-- apuntan a que las actividades mineras comenzaron en el periódo final del Neolítico y principio del Heládico, alrededor del año 3200 aC. Si la investigación futura confirma esta hipótesis, el marco cronológico de la minería en la región del Ática y el mundo del Egeo se modificará profundamente.
La actividad correspondiente al periodo Clásico es la más evidente. Los fragmentos de cerámica y lámparas de aceite, e incluso una inscripción griega grabada en una pared, dan testimonio de las actividades en este periodo. Conductos cortados con herramientas puntiagudas, de forma cuadrangular, cortaban la roca en etapas sucesivas, prueba de trabajos mineros particularmente bien organizados.
Un cierto número de las galerías abandonadas ha permanecido intacto durante los últimos 5000 años. La mina es testigo de una estrategia deliberada de control tecnológico y espacial perfecto sobre el proceso: una excepcional concentración de medios para extraer plata y un sistema técnico sofisticado que en su escala es único dentro del mundo antiguo.