Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hubble descubre la mayor aglomeración de estrellas gigantes

Astrónomos han identificado nueve estrellas monstruosas --con masas más de 100 veces la del Sol-- en el cúmulo estelar R136, aprovechando las capacidades del telescopio espacial Hubble.
Esto hace que sea la más grande muestra de estrellas muy masivas identificada hasta la fecha. Los resultados, que serán publicados en la revista 'Monthly Notices' de la Royal Astronomical Society, plantean muchas nuevas preguntas sobre la formación de estrellas masivas.
El hito se consiguió combinado las imágenes tomadas con la Cámara de Gran Angular 3 (WFC3) con la resolución espacial ultravioleta sin precedentes del espectrógrafo de imágenes (ITS) del telescopio espacial, para diseccionar con éxito el cúmulo de estrellas jóvenes R136 en el ultravioleta por primera vez.
R136 tiene sólo unos pocos años luz de diámetro y se encuentra en la Nebulosa de la Tarántula, en la Gran Nube de Magallanes, a unos 170.000 años-luz de distancia. El joven cúmulo alberga muchas estrellas extremadamente masivas, calientes y luminosas cuya energía se irradia sobre todo en el ultravioleta. Por esta razón, los científicos probaron la emisión ultravioleta del cúmulo, informa la ESA en su sitio del Hubble.
Además de encontrar docenas de estrellas con más de 50 masas solares, este nuevo estudio fue capaz de revelar un total de nueve estrellas muy masivas en el cúmulo, todas más de 100 veces más masivas que el Sol. Sin embargo, el actual poseedor del récord R136a1, mantiene su lugar como la estrella más masiva conocida en el Universo, con más de 250 masas solares. Las estrellas detectadas no sólo son extremadamente masivas, sino también extremadamente brillantes. En conjunto, estas nueve estrellas eclipsarían el Sol en un factor de 30 millones.
Los científicos también fueron capaces de investigar las eyecciones de estos gigantes, los cuales son estudiados con mayor facilidad en el ultravioleta. Expulsan hasta una masa de material equivalente a la Tierra por mes con una velocidad próxima al uno por ciento de la velocidad de la luz, lo que resulta en una pérdida de peso extrema a lo largo de sus vidas breves.
"La capacidad de distinguir la luz ultravioleta de una región tan excepcionalmente llena en sus partes componentes, y la resolución de las firmas de estrellas individuales, sólo fue posible con los instrumentos a bordo de Hubble", explica Paul Crowther, de la Universidad de Sheffield, Reino Unido, y autor principal del estudio.