Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una estudiante del IAC descubre casualmente un 'anillo de Einstein', predicho por la Teoría de la Relatividad

La estudiante de doctorado Margherita Bettinelli, del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y la Universidad de La Laguna (ULL), ha descubierto un objeto astronómico inusual: un anillo de Einstein. Estos fenómenos, predichos por la teoría de la Relatividad General de Einstein, son raros, pero científicamente interesantes.
Según ha informado el IAC, un anillo de Einstein es una imagen distorsionada de una galaxia muy lejana, denominada "fuente". La distorsión se produce por la deformación de los rayos de luz debido a la presencia de una galaxia masiva que se encuentra entre la fuente y el observador, a la que se denomina "lente".
El intenso campo gravitatorio producido por la galaxia lente deforma la estructura del espacio-tiempo en sus inmediaciones, lo que no sólo atrae a otros objetos con masa, sino que curva la trayectoria de la luz. Cuando las dos galaxias están perfectamente alineadas, la imagen que el observador ve de la más lejana se convierte en un anillo casi perfecto que rodea a la galaxia lente y sus irregularidades se deben a la asimetría de su galaxias originaria.
CONFIRMACIÓN CON EL GTC
El descubrimiento, publicado en 'Monthly Notices of the Royal Astronomical Society', se realizó de forma fortuita cuando la estudiante de doctorado inspeccionaba datos tomados por la Cámara de Energía Oscura (DECam) del Telescopio Blanco, de 4 metros, del observatorio de Cerro Tololo (Chile)
Mientras estaba analizando la población estelar de la galaxia enana de Sculptor, objeto de su tesis doctoral, se percató de la presencia del peculiar anillo de Einstein. El objeto despertó rápidamente la atención de los miembros del equipo y comenzaron a observar y a analizar sus propiedades físicas con el espectrógrafo OSIRIS del Gran Telescopio Canarias (GTC).
El ahora llamado 'Anillo de Einstein Canarias', es uno de los de mayor simetría de los descubiertos hasta ahora y es casi circular ya que las dos galaxias están prácticamente alineadas, a una separación angular de 0,2 segundos de arco. La galaxia fuente se encuentra a una distancia de 10.000 millones de años luz.
Debido a la expansión del Universo, la luz ha empleado un tiempo algo menor en llegar hasta la Tierra, alrededor de 8.500 millones de años, por lo que la galaxia se ve tal como era en aquella época: una galaxia azul, que está empezando su evolución, poblada por estrellas jóvenes que se están formando a gran velocidad.
Por el contrario, la galaxia lente, con una masa similar a la de la Vía Láctea, se encuentra más cerca --a 6.000 millones de años luz-- y, por tanto, está más evolucionada, con una formación estelar prácticamente terminada, poblada de estrellas viejas.
"Estudiar estos fenómenos proporciona información especialmente relevante sobre la composición de la galaxia fuente y, por otra parte, sobre la estructura del campo gravitatorio y de la distribución de materia oscura de la galaxia lente", ha apuntado uno de los responsables de la investigación, Antonio Aparicio.