Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra y Alstom se adjudican por 36 millones sistemas de seguridad y protección en los túneles de Pajares

Un consorcio formado por Indra, Alstom España e Instalaciones Carlos Busto se han adjudicado por 36 millones de euros, IVA incluido, el suministro de las instalaciones de protección civil y seguridad en los túneles de la variante de Pajares de la línea de alta velocidad Madrid-Asturias.
Este tramo de 44 kilómetros, que une los municipios de La Robla (León) y Pola de Lena (Asturias), incluye el túnel de Pajares, de 25 kilómetros de longitud. Éste será el segundo túnel más largo de España, y el sexto de Europa, por detrás del de Guadarrama (en la línea de alta velocidad Madrid-Valladolid), cuyos sistemas de seguridad y protección civil también mantiene una UTE formada por ambas compañías.
El tramo La Robla-Pobla de Lena, conocido como variante de Pajares, constituye una infraestructura clave en el desarrollo del nuevo corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad, que unirá la meseta con la cornisa cantábrica. La distancia entre Asturias y Castilla y León se acortará en 33 kilómetros con respecto al ferrocarril actual, con un nuevo trazado diseñado para alta velocidad.
En concreto, el proyecto ha sido adjudicado al consorcio formado por Indra (52,25%), Alstom España (42,75%) e Instalaciones Carlos Busto (5%). El contrato también incluye el mantenimiento de estos sistemas durante dos años.