Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Infineon pronostica un final de ejercicio sombrío

El fabricante alemán de chips Infineon pintó el martes un sombrío panorama para el futuro inmediato, tras inesperados resultados en el tercer trimestre que superaron los pronósticos y que hicieron subir sus acciones un 7 por ciento.
Infineon, que abastece a las industrias automotriz e ingeniera, impuso un congelamiento a la contratación de personal y recortó las inversiones para el 2013, anticipando una caída de las ventas en el corto plazo y repitiendo la cautela de sus pares STMicroelectronics e Intel.
"El crecimiento y el margen están actualmente por debajo de lo planeado, reflejando la incertidumbre global", dijo el presidente ejecutivo de Infineon, Peter Bauer, quien dejará el cargo en septiembre por motivos de salud.
El ejecutivo agregó que espera que los ingresos del 2012 caigan un 3 por ciento, mientras que el margen operativo estaría en un 13-14 por ciento.
"Los niveles de ingreso por ventas actuales y el corto plazo están mucho más bajos que lo pronosticado inicialmente", detalló Bauer.
La compañía obtuvo un resultado mejor al que esperaba en el tercer trimestre, al reportar ingresos planos donde esperaba un leve declive y un margen operativo del 12,7 por ciento, por encima del 12 por ciento previsto.
Las acciones de Infineon, entre cuyos clientes están la coreana Hyundai, Microsoft y la Oficina de Impresión del Gobierno estadounidense, subían un 7,23 por ciento a 5,959 euros a las 15:17 GMT.
Las acciones de Infineon cayeron a mínimos, tras la advertencia de ganancia del 26 de junio y han subido un 1 por ciento en lo que va del año, mientras que su sector acumula un avance de casi el 10 por ciento.
Infineon dijo que espera que las ventas en el cuarto trimestre fiscal, que culmina en septiembre, sean planas o ligeramente menores respecto al tercer trimestre, mientras que el margen operativo caería a 12 por ciento.
Los analistas esperan que los ingresos en el año fiscal , que termina el 30 de septiembre, asciendan a 3.870 millones de euros de acuerdo a StarMine, o un 3,2 por ciento menos frente a los 4.000 millones de euros del año anterior.