Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ingenieros españoles desarrollarán herramientas para los imanes de ITER

F4E, el organismo de la UE que gestiona la contribución de Europa al experimento ITER --que intenta demostrar que es posible producir energía de forma comercial mediante fusión nuclear--, ha suscrito un contrato con un consorcio formado por Elytt Energy, Alsyom y Seiv para el suministro de los equipos de manipulación e impregnación requeridos en la producción de las bobinas magnéticas de campo poloidal. Las obras finalizarán en ocho años, y su valor se situará en torno a los 30 millones de euros.
Johannes Schwemmer, Director de F4E, ha explicado que este contrato abre un nuevo capítulo en la contribución europea a los imanes del ITER. Las gran experiencia técnica del contratista europeo en diversos ámbitos de la ingeniería se aplicarán para ayudar en la tarea de fabricar imanes de un tamaño y una complejidad sin precedentes, según ha indicado Schewemmer.
Del mismo modo, para Julio Lucas, Director Técnico de Elytt Energy, "este contrato es un nuevo hito para la empresa en el suministro de componentes y servicios de alta tecnología". "Nos sentimos muy orgullosos y honrados porque nuestro trabajo va a contribuir en el desarrollo de una inagotable nueva fuente de energía para la humanidad", ha declarado.
La construcción de la instalación dedicada a las bobinas de campo poloidal ha sido financiada y entregada por F4E con arreglo a un contrato suscrito con el consorcio constituido por Spie batignolles, Omega Concept y Setec. Las medidas aproximadas de la instalación son de 250 metros de largo, por 45 metros de ancho y 17 metros de alto.
El organismo indica, además, que comprende servicios regulares (HVAC, electricidad, conducciones), dos grúas de gran tamaño (una grúa estándar con capacidad de 25 toneladas, y otra adaptada especialmente con una capacidad de 40 toneladas), oficinas, salas técnicas y zona de talleres. Se prevén asimismo un aparcamiento y dos áreas de atraque para la descarga y la ubicación temporal de las bobinas. El edificio ofrece espacio suficiente para abordar todos los pasos de la fabricación de bobinas: bobinado, impregnación, apilado y comprobación en frío. Cuenta con capacidad para albergar a unas 80 personas.
EL ALCANCE DEL CONTRATO
Inicialmente, en virtud del contrato, se llevarán a cabo estudios de fabricación y para el desarrollo del diseño. A continuación, los contratistas montarán y realizarán las pruebas de fabricación de las herramientas y equipos, antes de que sean finalmente enviados, instalados y verificados en la nave de fabricación de las bobinas de campo poloidal.
Se desarrollarán herramientas y equipos que eleven, aíslen y apilen las capas de conductor. El sistema de impregnación realizará el aislamiento eléctrico de las bobinas mediante la aplicación del vacío y, posterior inyección y curado de resinas en la bobina. Por último, pero no por ello menos importante, se instalará una grúa de pórtico capaz de realizar cargas de 400 toneladas, junto con un conjunto de estaciones de fabricación para el montaje final de las bobinas.
Cuando las 1 100 toneladas de conductores de niobio-titanio revestido de acero inoxidable lleguen al emplazamiento del ITER para la fabricación de las bobinas europeas, se trasladarán progresivamente del área de almacenamiento exterior, al área de fabricación, donde se llevarán a cabo los procesos de bobinado, e impregnación en vacío. En la etapa de moldeado, se aplicará resina epóxica de manera uniforme para que las capas del conductor se unan sólidamente con el fin de crear una bobina conocida como double pancake.
A continuación se lleva a cabo un segundo proceso de impregnación para unir la pila de double pancake y crear una bobina completa. El diámetro de las bobinas de campo poloidal más grandes es de unos 25 metros, y sus pesos oscilan entre las 200 y las 400 toneladas.