Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Intel suprime 1.500 empleos al cerrar su planta en Costa Rica

El fabricante estadounidense de microprocesadores Intel, con problemas ante un mercado de ordenadores personales en reducción, cerrará su planta de ensamblado y prueba en Costa Rica y eliminará 1.500 empleos, según ha informado este martes un portavoz de la compañía.
El plan para cerrar la planta, que contribuye de manera significativa a las exportaciones de Costa Rica, sigue a otras medidas anunciadas por la empresa este año para recortar el gasto mientras intenta crecer más allá de las computadoras hacia el mercado móvil.
Durante los próximos dos trimestres, Intel trasladará el ensamble y pruebas desde Costa Rica a sus otras instalaciones, dijo el portavoz Chuck Mulloy. La compañía tiene plantas similares en China, Malasia y Vietnam. Aún así, Intel continuará empleando a unas 1.000 personas en el país centroamericano.
El presidente electo del país centroamericano, Luis Guillermo Solís, se ha reunido este martes con ejecutivos de la firma para conocer los detalles de la decisión, que tiene lugar precisamente cuando Costa Rica atraviesa serios problemas fiscales y de generación de empleos.
Solís ha declarado que los directivos de Intel le dijeron que la decisión tiene que ver con nuevas condiciones del mercado mundial y no guarda relación con la situación del país.
"La decisión adoptada en nada guarda relación con la elección del nuevo Gobierno costarricense o de las condiciones del mercado nacional como potencial espacio para las inversiones externas", ha destacado a través de un comunicado.
En enero, la compañía con sede en California ya advirtió de que reduciría su fuerza laboral global de 107.000 empleados en aproximadamente un 5 por ciento a lo largo de este año.