Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jaque al Pentágono por 17 euros

La joya del Pentágono, hackeada. La insurgencia iraquí ya sabe cómo meterse dentro del cerebro de los aviones no tripulados, que EEUU emplea para bombardeos.
Con un software que apenas cuesta unos 17 euros, los rebeldes llevan cerca de dos años conociendo de antemano dónde piensan lanzar sus bombas los norteamericanos, tal y como informa . The Guardian
El descubrimiento de los iraquíes, además, podría ser empezado a usar por sus colegas de Afganistán y Pakistán. Precisamente, en esta zona de centroasia, el uso de estos aeroplanos Predator es muy controvertido, por las muertes accidentales de civiles y por la violación estadounidense el espacio aéreo paquistaní.
Según la BBC, los insurgentes usaron el programa SkyGrabber, desarrollado por una compañía rusa y que nació para descargar música y vídeos de la Red.
La misma fuente afirmó que este fallo de seguridad fue identificado y corregido durante este año. La alarma saltó al descubrir muchas horas de grabación de objetivos, extraídos de las grabaciones de estas aeronaves, en el portátil de un militante detenido este mismo año.
El diario The Wall Street Journal informaba de este hecho esta sermana, tras la confirmación por parte de un oficial que aseguró que el material interceptado por la insurgencioa era de baja calidad, insuficiente para determinar los posibles objetivos en el desierto o las montañas.