Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juez de EEUU frena el acuerdo de 6.060 millones entre Activision y Vivendi

Una corte de Estados Unidos ha adoptado una decisión preliminar sobre frenar el cierre del acuerdo bajo el que Vivendi vendería la mayor parte de su participación en Activision Blizzard a la firma estadounidense, ha dicho este miércoles el desarrollador de videojuegos.
La semana pasada, un accionista de Activision presentó una demanda contra ambas compañías, buscando una orden contra el acuerdo. La compañía dijo que la corte de Delaware Chancery emitió un mandato temporal que suspende el cierre de la transacción.
"Activision Blizzard sigue comprometida con la transacción y está explorando los pasos que tomará para completar la transacción de la forma más rápida posible", dijo el desarrollador de videojuegos en un comunicado.
Vivendi anunció el pasado mes de julio que había acordado vender la mayor parte de su participación en la firma de software responsable de la franquicia Call of Duty por 8.200 millones de dólares (6.060 millones de euros), despejando el camino para una mayor división de los activos de medios y telecomunicaciones del conglomerado francés.
Activision ha dicho que recompraría 429 millones de acciones de manos de Vivendi por 5.830 millones de dólares (4.308 millones de euros).
Como parte de los términos, un grupo de inversores liderado por su presidente ejecutivo Bobby Kotick y copresidente Brian Kelly comprarán por separado cerca de 172 millones de acciones de Activision de manos de Vivendi por 2.340 millones de dólares (1.729 millones de euros).
El accionista demandó a la compañía, Vivendi y al grupo de inversores y sostuvo que el acuerdo no debería completarse debido a que no fue sometido a una votación de la mayoría de los accionistas de Activision, excluyendo al dueño mayoritario Vivendi y sus afiliados.
La corte ha otorgado al demandante una orden temporal para suspender el cierre del acuerdo, a menos que su orden sea modificada en una apelación o que la transacción sea aprobada por una votación de los accionistas de Activision, ha dicho la empresa.