Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lexmark abandona su negocio de inyección de tinta y despide a 1.700 empleados

La fabricante de impresoras Lexmark International dijo que detendrá la manufactura de equipos con tecnología de inyección de tinta, lo que implicará una reducción de unos 1.700 empleos. La compañía enfocará sus negocios en el software y las imágenes.
La empresa asumirá un cargo antes de impuestos de 160 millones de dólares (127 millones de euros) relacionado con la reestructuración, de los cuales 110 millones de dólares (87,8 millones de euros) se contabilizarán en el 2012 y el resto en los tres años siguientes.
Lexmark dijo también que está trabajando con asesores para explorar la venta de su tecnología de la inyección de tinta.
La compañía ha eliminado gradualmente sus impresoras destinadas a los consumidores particulares para enfocarse en proveer gestión de servicios de impresión.
Su unidad Perceptive Software, que compró en 2010, provee software y servicios utilizados para la gestión de documentos, flujo de trabajo, imágenes y otros contenidos.
El mes pasado, la empresa reportó resultados trimestrales mucho más débiles de lo esperado, debido a una caída en la demanda en Europa y la fortaleza del dólar. Por ello, recortó sus previsiones para todo el año, lo que provocó una brutal caída de sus acciones.
Lexmark dijo que cerrará su plata de Cebu, en Filipinas, en 2015.
La empresa, que tiene unos 13.300 empleados en todo el mundo, dijo que continuará entregando servicios, apoyos y suministros post venta para sus impresoras a inyección que actualmente están en funcionamiento.