Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ley de ciberseguridad en Estados Unidos no entrará en vigor este año

A pesar de las crecientes preocupaciones por la amenaza de ciberataques, las opciones de que en Estados Unidos se apruebe una nueva ley de ciberseguridad este año se apagaron el jueves, debido al bloqueo de los senadores republicanos de la ley. Estos afirman que han paralizado un proyecto que habría permitido al Gobierno y a las compañías compartir información sobre ataques en las redes computacionales.

La medida había sido vista como una de las pocas que puede conseguir suficiente apoyo bipartidista para avanzar en el ampliamente estancado Congreso.
Algunos expertos dicen que hay una necesidad urgente para apuntar las vulnerabilidades, tanto del gobierno como de los sistemas privados, que controlan todo desde el tráfico por Internet.
Pero el Senado reunió sólo 52 de los 60 votos necesarios en el órgano legislativo, que se compone de 100 miembros, para permitir que el proyecto llegue a una votación final.
Los grupos de negocios, incluyendo la Cámara de Comercio de Estados Unidos, se quejaron de que el proyecto era demasiado regulatorio por parte del Gobierno y algunos republicanos quisieron más oportunidades para empujar sus enmiendas.
Hay todavía una pequeña opción de que el proyecto de ley avance antes de enero, cuando el actual Congreso estadounidense termine. Sin embargo, con las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias del 6 de noviembre y atados por temas partidarios que involucran impuestos y gasto, la ciberseguridad puede ser dejada de lado.
La Cámara de Representantes aprobó una versión más acotada en abril y el proyecto del Senado necesitaba aprobarse esta semana, para dar tiempo a los legisladores de ambas cámaras para negociar un acuerdo sobre la legislación final durante el receso de agosto, dijo un antiguo alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional, Stewart Baker, que es ahora experto en ciberseguridad en la firma legal Steptoe y Johnson.
La ley permitiría a las compañías y al gobierno compartir información sobre "hacking".
La actual versión del proyecto del Senado tomó una postura más amplia, que además crearía un conjunto de estándares voluntarios de ciberseguridad para compañías, a cargo del Gobierno, como el agua, el transporte y otra infraestructura crítica.