Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Microsoft se asoma al horizonte Apple con su buscador Bing

Apple y Microsoft, en conversaciones. El gigante informático fundado por Bill Gates podría acercarse al universo Apple a través de su buscador Bing, como el buscador predeterminado del móvil de Steve Jobs. Este posible cambio ha sido interpretado por los expertos como un reflejo de la creciente tensión entre Apple y Google, hasta ahora el principal proveedor de búsqueda de iPhone.
Las conversaciones se han venido realizando durante las últimas semanas, según informaron las fuentes anónimas al semanario de información económica BusinessWeek. "Apple y Google saben que el otro es su principal enemigo", informó una de las fuentes cercana a Apple.
 "Microsoft es ahora un peón en esta batalla." Apple también está trabajando en maneras de gestionar la colocación de anuncios en sus dispositivos móviles, una medida que supondría una injerencia en los anuncios de Google.
Mientras que Apple adquirió a principios de año la compañía de publicidad para teléfonos móviles Quattro, Google ya había hecho lo propio en 2009 con un competidor directo, AdMob.
Las discusiones podrían cancelarse y dilatarse en el tiempo, según las fuentes.Las dos empresas trabajaron como socios en el pasado y el presidente ejecutivo de Google Eric Schmidt, incluso tuvo un asiento en la junta directiva de Apple. Sin embargo, ambas compañías, han comenzado recientemente a competir en varios mercados, incluyendo los teléfonos móviles.
Google decidió distribuir su propio teléfono inteligente, Nexus One, que compite directamente con iPhone y ha encabezado el desarrollo de un sistema operativo para móviles, Android, que rivaliza con iPhone OS.
 El portavoz de Microsoft, Frank Shaw y la portavoz de Apple, Katie Cotton declinaron hacer comentarios.
Beneficios financieros
Un acuerdo entre Apple y Microsoft puede significar que los propietarios de iPhone automáticamente utilicen el buscador Bing de Microsoft como el motor de búsqueda principal y de esta manera se obligaría a los usuarios a cambiar de forma manual la configuración del teléfono si desea buscar a través de Google.
Google es, hoy por hoy, el motor de búsqueda por defecto en el iPhone. Para buscar a través de Bing, el usuario debe descargar una aplicación de Bing o ir a través del navegador directamente a www.bing.com.
Microsoft también puede presionar para hacer que Bing sea una opción más en el navegador Safari de Apple. Actualmente, los usuarios de Mac pueden optar por la búsqueda de Google o Yahoo a través de Safari.
Ser el motor de búsqueda por defecto en iPhone aporta beneficios financieros que Google obtiene de los anuncios colocados junto a sus resultados de búsqueda y comparte una parte con Apple.
Buena parte del mercado de la publicidad móvil se ve a través de iPhone y iPod Touch, de acuerdo con AdMob. Para cerrar el trato, Microsoft puede estar dispuesto a compartir una parte mayor de sus ingresos o pagar una tarifa anual fija superior a la que ofrece Google.
Ni Apple ni Google han querido revelar los términos financieros de su asociación.
El mercado que está en juego 
 Alzarse con el codiciado puesto 'por defecto' en iPhone también ayudaría a Bing ganar cuota de mercado en el sector de las búsquedas a través de móviles. De las personas que utilizan la búsqueda móvil, el 86% utiliza Google mientras que sólo el 11% utiliza Bing según datos de noviembre de la Compañía Nielsen.
Apple y Microsoft rivales antagónicos intentan ahora una cooperación entre ellos sin precedentes. Por poner un ejemplo, Microsoft ha seguido el desarrollado de versiones para Mac de su suite ofimática Office.
Cuando el co-fundador de Apple, Steve Jobs, volvió a la compañía en 1997, uno de sus primeros actos fue resolver las demandas de infracción de propiedad intelectual a cambio de 150 millones, dinero que la compañía necesitaba, y una promesa de Microsoft bajo el brazo: Microsoft seguirá el desarrollando actualizaciones de Office para el Mac.
En aquel entonces, Apple estaba en una difícil situación financiera y desesperada por conseguir socios en el sector. Ahora, sin embargo, se encuentra en una posición dominante que le permite elegir a sus propios amigos.
"Si tienes que hacer un pacto con el diablo, lo mejor es hacerlo con el demonio que más te necesite", declaró al semanario económico James McQuivey analista de Forrester Research.