Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La NASA descubre inmensos glaciares ocultos en Marte

Imagen de uno de los glaciares. Foto: EFEtelecinco.es
Un grupo de científicos estadounidenses ha descubierto glaciares lejos de los polos de Marte y a pocos metros de la cubierta rocosa del planeta, según un estudio publicado por la revista "Science". "Se trata de un descubrimiento muy importante porque no sólo constata la existencia de agua en Marte sino que cubre la necesidad de ese elemento que tendrán las futuras misiones interplanetarias", señaló Ali Safaeinili, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.
El descubrimiento fue hecho con el radar de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la agencia espacial estadounidense hace un año aunque "tardamos en hacer el anuncio del descubrimiento porque queríamos estar seguros de él e hicimos todas las verificaciones posibles".
Debido a que el agua es uno de los ingredientes esenciales de la vida tal como la conocemos en la Tierra, el hallazgo de grandes reservas del líquido congelado es un signo alentador para los científicos que buscan vida más allá de nuestro planeta, indicó el estudio publicado por "Science".
Los glaciares cubren una superficie de decenas de miles de kilómetros cuadrados y se extienden desde las montañas marcianas con un espesor en algunos casos de unos 800 metros.
La capa de material rocoso que cubre el hielo, en otros casos de un grosor de unos pocos metros, posiblemente preservó los glaciares como reliquias de una pasada glaciación, indicó "Science".
Los primeros indicios de agua en Marte fueron detectados hace cuatro años por los vehículos "Spirit" y "Opportunity" y confirmados después por el "Phoenix", un tercer vehículo de la NASA.
El descubrimiento hecho por el radar de MRO despejó un misterio que había surgido en la década de 1970 cuando las sondas Viking de la NASA detectaron faldas ondulantes que provenían de las montañas. Una teoría indicaba que se trataba de flujos de rocas lubricadas por el hielo.
Según el informe de "Science", las pruebas de la presencia de agua congelada son múltiples.
JWS