Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Niño podría impulsar una fuerte temporada de incendios en la Amazonia

Efectos a largo plazo del pasado evento El Niño hacen temer una intensa temporada de incendios en la Amazonía en 2016, según científicos de la NASA y la Universidad de California, Irvine.
Las condiciones de El Niño en 2015 y principios de 2016 alteraron los patrones de lluvia en todo el mundo. En la Amazonía, El Niño redujo las precipitaciones durante la estación húmeda, dejando la región al comienzo de la estación seca de 2016, más seca que en cualquier año desde 2002, según los datos satelitales de la NASA.
El riesgo de incendios forestales en los meses de la estación seca, de julio a octubre, supera este año ya el riesgo de fuegos de 2005 y 2010, años de fuerte sequía, cuando los incendios forestales quemaron grandes extensiones de selva tropical del Amazonas, dijo Doug Morton, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.
"Las condiciones de sequía severa en el inicio de la estación seca preparan el escenario para un riesgo extremo de incendio en el año 2016 en todo el sur de la Amazonía", dijo Morton.
El pronóstico del fuego en la Amazonia utiliza la relación entre el clima y las detecciones de incendios activos de los satélites de la NASA para predecir la gravedad de la temporada de incendios durante la estación seca de la región. Desarrollado en 2011 por científicos de la Universidad de California, Irvine y el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, el modelo de previsión se centra particularmente en la relación entre la temperatura superficial del mar y la actividad del fuego.