Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noruega apuesta por la cooperación tecnológica con España para Horizonte 2020

Islandia, Liechtenstein y Noruega invierten en la investigación y promoción de las energías eficientes a través de los fondos EEA grants
La Real Embajada de Noruega en colaboración con Innovation Norway y el Centro para el Desarrollo tecnológico Industrial (CDTI) ha organizado una nueva jornada de intercambio para promover las relaciones bilaterales entre Noruega y España en materia de energías eficientes.
El Seminario de Expertos sobre formulación de políticas de I+D en Eficiencia Energética ha congregado en la sede del CDTI a más de ciento cuarenta representantes del ámbito energético y medioambiental de ambos países.
Así, la secretaria general de Ciencia, Tecnología e Innovación, María Luisa Poncela, y el embajador de Noruega en España, JOhan Christopher Vibe, han abierto una jornada de tres mesas redondas en las que se ha reunido a expertos de diferentes sectores para debatir temas relacionados con la eficiencia energética en la edificación, la red eléctrica inteligente para la gestión óptima de la electricidad y el vehículo eléctrico.
El objetivo de la iniciativa es seguir promoviendo las relaciones bilaterales de intercambio entre ambos países de cara a las "excelentes oportunidades" que ofrece el programa Horizonte 2020 para el desarrollo de nuevos proyectos tecnológicos conjuntos en materia de energías eficientes.
A través del Espacio Económico Europeo, mediante el mecanismo financiero establecido por los fondos EEA-Grants, La Real Embajada de Noruega financia el desarrollo de proyectos tecnológicos en áreas como la eficiencia energética, las energías renovables, el cambio climático y las tecnologías medioambientales, fortaleciendo así las relaciones bilaterales y favoreciendo la cooperación.
En total han sido posibles 198 nuevos proyectos de energías eficientes mediante la financiación que Noruega ha promovido en España a través de los EEA Grants en colaboración con el CDTI en las dos primeras convocatorias del programa de ciencia y tecnología en medio ambiente y cambio climático que se han desarrollado desde 2009.
Tras el éxito del programa, la colaboración entre ambos países en materia de energía y cambio climático continúa con los ojos puestos en Horizonte 2020. Noruega y España trabajan aunando fuerzas en el ámbito de la cooperación tecnológica internacional firmemente decididos a formar parte de los ambiciosos objetivos de la Unión Europea en materia de energía y cambio climático: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20%, aumentar hasta un 20% la cuota de enrgías renovables y alcanzar un 20% de eficiencia energética.
Entidades de España y Noruega podrán participar conjuntamente en las próximas dos convocatorias de Energía segura, limpia y eficiente; y Acción por el clima, medioambiente y eficiencia de los recursos y materias primas, cuyos presupuestos para el periodo 2014-2020 ascienden a 5,931 y 3,081 millones de euros, respectivamente.
En concreto, Christopher Vibe ha destacado la importancia estratégica que Noruega tiene para la Unión Europea en esta materia: "Noruega es un actor relevante para la Unión Europea en el ámbito del clima y la energía, pues proporciona el 20% de los suministros de gas natural a Europa - una forma de energía que seguirá siendo una parte importante de la matriz energética en los próximos años, fundamental para la seguridad del suministro de energía", ha subrayado.
Además, ha mencionado el aumento de la interconexión eléctrica entre Noruega y la UE, después de que la semana pasada el Gobierno haya emitido licencias para construir nuevos cables submarinos entre Noruega y Alemania, y Noruega y el Reino Unido.
"Casi el 100 por ciento de la producción de electricidad de Noruega proviene de energía hidroeléctrica renovable. En 2020, las energías renovables representarán el 67,5% de nuestro consumo total de energía", ha recordado.
En este sentido, ha apuntado la intención de Noruega y de la UE de seguir colaborando en el futuro, ya que, a su juicio, los Veintiocho desempeñan "un papel importante como un líder global en la política climática y tiene un interés fundamental en el fortalecimiento de la seguridad energética europea".
"Noruega da la bienvenida a un enfoque integral de las futuras políticas climáticas y energéticas. Estamos de acuerdo con la necesidad de un objetivo común de reducción de emisiones fuerte y ambicioso. El buen funcionamiento del mercado de energía integrado y basado en el mercado - de gas y de electricidad - es el factor más importante para la seguridad energética y la reducción eficaz de las emisiones en Europa", ha dicho.
Al mismo tiempo, no ha querido olvidar el objetivo común de Noruega y España que "están muy cerca" y tienen "gran experiencia tecnológica en este campo y son socios naturales". Por ello, confía en que favoreciendo las relaciones bilaterales, desde la Real Embajada de Noruega se promueve el intercambio de experiencias en la aplicación de las políticas de eficiencia energética y la colaboración en el futuro mediante la organización de estos encuentros que favorecen la I+D y la cooperación comercial.
Por otro lado, ha manifestado que Noruega tiene las mirada puesta en los objetivos adoptados por el Consejo Europeo en 2007 en materia de energía y cambio climático --que serán revisados esta semana para el periodo hasta 2030--.
El embajador ha explicado en este sentido que a través del Espacio Económico Europeo las instituciones de investigación de Noruega, empresas privadas y el sector público tienen la oportunidad de participar en el "Horizonte 2020" obteniendo apoyo para sus actividades de investigación e innovación dentro del marco de la cooperación europea e internacional.
"Este importante programa europeo, combinado con otros programas internacionales y nacionales de I + D existentes en España, Noruega y otros países socios puede ser la clave para consolidar las relaciones entre los países europeos y construir una industria europea innovadora dentro del sector de energía y medio ambiente", ha concluido.