Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva polémica en Francia: ¿vigilarán los correos electrónicos de los internautas?

El problema es la falta de límites en el texto y la indefinición del término. Según denuncian varios diputados franceses, podría englobar desde correos electrónicos hasta servicios de mensajería instantánea.
Los defensores de esta medida argumentan que no sólo las redes P2P son un vehículo para la piratería, sino que hay muchas más vías que vigilar. Entre ellos están el ponente de la ley en el Senado, Michel Thiollière (UMP), el ponente en la Asamblea Nacional, Franck Riester (UMP) y el ministro de Cultura, Frédéric Miterrand.
Por su parte, la senadora comunista Brigitte Gonthier-Maurin considera esta medida como una "invasión de la intimidad" y se ha manifestado en contra de la inclusión de las 'comunicaciones electrónicas' dentro de los canales que podrá vigilar la Hadopi.
Este punto conlleva nuevas críticas y enmiendas a una ley que está dando mucho que de que hablar y que todavía tiene que conseguir la aprobación definitiva por parte de la Asamblea Nacional. ¿Habrá una Hadopi 3?
Pero las críticas llegan desde dentro del propio partido gobernante. Diputados como Lionel Tardy o Franck Riester creen que el registro de los correos electrónicos supone un atentado contra la separación de poderes ya que de nuevo, como pasaba con el corte de la conexión a Internet, el mismo que vigila impone el castigo.