Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Observan cómo se forma un planeta que se sitúa a la misma distancia de su estrella que la Tierra del Sol

Los discos de polvo y gas que rodean a las estrellas jóvenes son los sitios de formación de planetas. Nuevas imágenes del telescopio ALMA han revelado detalles nunca vistos antes en estos discos de formación planetaria alrededor de una estrella cercana igual que el Sol, incluyendo una brecha tentadora a la misma distancia de la estrella que en la que se encontraría la Tierra.
Según han señalado los expertos, esta estructura puede significar que se trate de una versión infantil del planeta o, lo más probable, que sea un mundo más masivo, conocidos como Súper-Tierra, que se está empezando a formar en ese lugar.
La estrella, TW Hydrae, es un objetivo popular de estudio para los astrónomos debido a su proximidad al Sistema Solar (aproximadamente 175 años luz de distancia de la Tierra), así como por su estatus como un recién nacida (tiene unos 10 millones de años). También tiene una orientación de cara y proporciona a los astrónomos una vista rara y sin distorsiones del disco completo.
"Estudios anteriores con telescopios ópticos y de radio confirman que esta estrella alberga un disco prominente con características que indican claramente que los planetas están comenzando a unirse", ha explicado uno de los autores principales del trabajo, Sean Andrews, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica.
Según apunta el investigador de este estudio, publicado en 'Astrophysical Journal Letters', "las nuevas imágenes de ALMA muestran el disco con un detalle sin precedentes, dejando al descubierto una serie de anillos concéntricos de polvo brillantes y oscuras lagunas, incluyendo las características interesantes que sugieren que se está formando un planeta con una órbita similar a la Tierra".
Pero no es la única. También se han encontrado 'huellas' de formaciones de planetas en distancias de la estrella central de unos 3.000 millones y 6.000 millones de kilómetros, similares a las del Sol a Urano y Plutón en el Sistema Solar. Los científicos creen que son resultado de partículas que se unieron para formar mundos y que luego se extendieron en sus órbitas.
Del mismo modo, han indicado que TW Hydrae "es bastante especial". Según han destacado los autores, es el disco protoplanetario conocido más cercana a la Tierra y puede que se parezca mucho al Sistema Solar cuando tenía sólo 10 millones de años".