Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orange extiende su servicio de llamadas WiFi a Android

Orange ha anunciado que desde este martes ya está disponible para los usuarios de Android clientes de la compañía su servicio de llamadas WiFi, tras su activación para el sistema operativo móvil iOS el pasado mes de marzo.
Los clientes que hayan adquirido en Orange los últimos 'smartphones' lanzados al mercado por Samsung: Galaxy S6, S6 edge, S7 y S7 edge, ya pueden hacer uso de este sistema que, además, amplía su disponibilidad a los terminales Galaxy S7 y S7 edge de color rosa, que la operadora comercializa en exclusiva en España.
Así, la versión en rosa de los Samsung Galaxy S7 y S7 edge se puede adquirir desde 719 euros libres o mediante financiación para clientes de la tarifa Canguro Familia desde 26,75 euros/mes, como ha informado Orange en un comunicado.
LAS LLAMADAS WIFI
Las llamadas WiFi de Orange permiten llamar desde el móvil en lugares donde no puede llegar la red GSM, como sótanos, bajos, interiores de grandes edificios, etc., siempre que se disponga de acceso a una red WiFi.
El cliente solo debe tener un terminal compatible con el Sistema Operativo actualizado, activar el servicio Llamadas WiFi en los "ajustes" del teléfono y, a partir de ese momento, las llamadas se realizan de manera automática a través de la red fija inalámbrica, sin importar quién sea el operador que proporcione el servicio de Internet.
El usuario puede llamar a cualquier número, móvil o fijo y no hace falta que su interlocutor tenga ninguna aplicación, ni que esté conectado a una red WiFi. Asimismo, podrá recibir llamadas en cobertura WiFi y así estar siempre y en cualquier lugar conectado.
Las Llamadas WiFi no tienen coste adicional, como ha recordado la compañía. Si el cliente dispone de un bono de minutos, se descontarán de él mientras que, si cuenta con llamadas ilimitadas, tendrá también llamadas ilimitadas en WiFi. En la factura aparecerán como llamadas normales y, en ningún caso, se descontarán de su bono de datos.
Por el momento, este servicio funciona sólo en redes WiFi en España, pero la idea de Orange es que en el futuro pueda usarse en redes WiFi en otros países, para poder llamar desde el extranjero como si estuvieras en casa, al precio de una llamada sin 'roaming'.