Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP, PSOE y CiU destacan que la Ley de Telecomunicaciones refuerza la independencia y competencias de la CNMC

El PP, el PSOE y Convergència i Unió (CiU) han valorado este martes que los cambios introducidos en la Ley General de Telecomunicaciones gracias a la voluntad negociadora de los grupos parlamentarios y del Gobierno, y han coincidido en destacar que parte de las enmiendas introducidas sirven para reforzar la independencia de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el ámbito audiovisual y de las telecomunicaciones.
Durante el último trámite de la Ley de Telecomunicaciones --el debate en el Congreso de las enmiendas aprobadas en el Senado--, se han mantenido los apoyos al texto que ya se manifestaron durante la anterior etapa de la tramitación. Así, 'populares', socialistas y nacionalistas catalanes se han mostrado satisfechos con el resultado de las negociaciones, mientras que el resto de formaciones no están completamente conformes.
Entre los temas que más han mejorado, los grupos de la oposición han coincidido en señalar tanto el respeto a las competencias autonómicas y locales en materia de planificación del despliegue de las redes de telecomunicaciones, como el refuerzo a la independencia de la CNMC, que será la que finalmente se haga cargo de las "competencias residuales".
Y es que con la eliminación de la previsión de que las competencias en materia de telecomunicaciones que no hayan sido atribuidas expresamente a la CNMC o a cualquier otro organismo sean ejercidas por el Ministerio de Industria, el 'superregulador' refuerza sus poderes en temas como el fraude en determinados servicios.
Pero, además, la Comisión también ve afianzada su potestad sancionadora y se le reconocen expresamente funciones de asesoramiento y arbitraje, entre otras.
LA SALUD, LA GRAN OLVIDADA
Sin embargo, tanto la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) como el Bloque Nacionalista Galego (BNG) creen que con los cambios introducidos en el proyecto de ley no se han superado sus carencias en materia de protección de la salud, ni se garantizan los derechos de los ciudadanos con respecto a la decisión de instalar antenas de telefonía en las azoteas de sus edificios.
Finalmente, Unión, Progreso y Democracia (UPyD) se ha centrado en reclamar una vez más la eliminación del Senado argumentando que el trabajo que realiza esta Cámara no justifica el mantenimiento de su coste.