Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento Europeo rechaza la propuesta de Sarkozy contra las descargas

Al no formar parte de la posición común alcanzada entre el PE y los países de la UE, la totalidad del marco legislativo tendrá que pasar en otoño al comité de conciliación y ya no podrá ser aprobado en la presente legislatura, cuyo último pleno se celebra esta semana.
La redacción del artículo sobre los derechos de los internautas constituyó uno de los puntos de negociación más difícil entre el Parlamento y el Consejo, especialmente en un momento en que países como Francia intentan impulsar leyes contra la descarga ilegal de contenidos.
En el caso francés, ese proyecto de ley prevé que un organismo pueda cortar el acceso a la Red sin que medie una orden judicial, después de haber enviado dos advertencias a los internautas que descargan ilegalmente contenidos audiovisuales.
De esa manera, la policía o un organismo creado ad hoc tendrían potestad para restringir el acceso a Internet a los usuarios, una posibilidad que el Parlamento Europeo rechazó de pleno desde el comienzo de las conversaciones con el Consejo.
El PE ha apoyado no imponer "restricción alguna a los derechos y libertades fundamentales de los usuarios finales sin una resolución previa de las autoridades judiciales", según el artículo 11 de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE en materia de libertad de expresión y de información.