Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Planeta: el que no se ha adaptado a las nuevas tecnologías "ha muerto"

El presidente de Planeta Corporación, José Manuel Lara, ha advertido de la necesidad de adaptarse a las nuevas tecnologías en la venta al consumidor para "sacar partido" porque el que no se ha adaptado a cualquier cambio tecnológico "ha muerto".
Lara se ha expresado así en la mesa redonda 'Nuevos hábitos de consumo' que se desarrolla en el marco del XIV Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se desarrolla en Valladolid hasta mañana.
El presidente de Planeta ha incidido en los cambios de hábitos que han supuesto que cuando se salga de la crisis el "campo de juego" no se parecerá en nada al anterior y "sería triste" no saber "las reglas del campo nuevo".
Así, ha explicado que los hábitos del consumidor han cambiado porque está "hiperinformado", tiene más información que nunca, por todas las vías y está "convencido" de que sabe más que nunca lo que quiere.
Esto ha supuesto, según Lara, que haya valores "subjetivamente cuantificables" que han ido quedando atrás a favor del precio y el consumidor ha ido renunciando a la comodidad, mejor atención o exclusividad.
FUERTES CAMBIOS
En este sentido, ha incidido en los cambios "brutales" del producto, que pude pasar "de físico a virtual" y ha asegurado que verlo como peligro "es una gilipollez" porque el que no se ha adaptado a cualquier cambio tecnológico "ha muerto". Además, cree que el cambio tecnológico permite ventajas al consumidor como comprar desde casa o ahorrar tiempo, pero lo más importante es que abarata el precio.
Ante ello, ha abogado por competir con un producto en el comercio electrónico y abaratar la intermediación y a la vez "invertir" el proceso de marketing, ya que antes se diseñaba el producto, el sistema de venta y luego se buscaba al cliente, pero ahora se parte del cliente para diseñar el producto y venderlo.
Lara considera que los hábitos se quedarán entre los consumidores porque tienen mucha fuerza en su origen pero a la vez la crisis influye y hace que se acuda al "low cost" y ha añadido que la crisis ha "acelerado al consumidor" y "frenado" a las empresas el ritmo de ofertas.
Lara cree que las tiendas tendrán que adaptarse a la nueva realidad y tendrán que adaptarse y ofrecer un tipo de servicio más personal y centrarse en nichos de mercado muy solventes para mantenerse.
En cuanto a lo que ocurrirá con las marcas, Lara ha asegurado que "en la Red, la marca va a valer muy poco" a no ser que tenga carácter gratuito, y ha puesto como ejemplo las enciclopedias, que ya no quedan porque la gente ha optado por información gratuita en Internet a pesar del respaldo que supone la marca de una gran enciclopedia.