Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primeras alianzas para distribuir y comercializar los libros electrónicos

El grupo creado por Planeta, Santillana y Random House Mondadori junto a otros agentes literarios pretenden, tal y como publica el diario, que los e-books se comercialicen a través de las librerías mediante códigos de descarga.
Respecto a la gestión de los derechos, algunos de los integrantes de este gran proyecto ya han asegurado que "no se pasará por encima de los editores". De esta manera, se quiere ofrecer los derechos electrónicos de cada obra a la editorial que lo comercialice en formato papel.
Sin embargo, esta iniciativa no es la única. De momento, tiene que competir con otro proyecto que lidera el presidente de Spanair, Ferrán Soriano, junto al editor Ernest Folch, y otros agentes como Grup Cultura 03, Vicens Vives y Abacus.
Esta plataforma, denominada, 36-L, ha nacido con el objetivo de ser la gran distribuidora de los e-books tanto en castellano como en catalán en España y Latinoamérica. Para ello, ha contado con una inversión inicial de más de dos millones de euros.
Pese a estas primerizas alianzas, el mercado de los libros digitales en un mundo aún por explorar. Según los datos oficiales, en EEUU la comercialización de este tipo de dispositivos sólo representa un 0,6% del total, mientras que en el Reino Unido la cifra se sitúa en un escaso 0,1%. EPF