Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recuperar bosques en China, clave para mitigar el cambio climático

Una verificación independiente de la Universidad Estatal de Michigan valora las medidas de recuperación de bosques en China, después de décadas de explotación y pérdida de suelo.
"Es alentador que los bosques de China se hayan estado recuperando en medio de sus problemas ambientales de enormes proporciones, como una grave contaminación del aire y escasez del agua", dice el coautor Jianguo "Jack" Liu, director del Centro para Sistemas Integración y Sostenibilidad (CSIS, pro sus siglas en inglés) de MSU.
"En el mundo de hoy 'teleacoplado', China está cada vez más conectada con otros socioeconómicamente y medioambientalmente. Cada victoria tiene que medirse de manera integral o no estaremos obteniendo una imagen verdadera", añade.
Los bosques son cruciales para asegurar la conservación del suelo y el agua y la regulación del clima. El destino de los bosques en la nación más poblada del mundo tiene consecuencias globales en virtud de la enorme magnitud del país y su rápido desarrollo.
Desde principios del siglo XXI, China ha puesto en marcha la mayor conservación y recuperación de bosques, con áreas deforestadas en el fondo de los programas de restauración de Wolong China en el mundo, el Programa de Bosques Naturales para la Naturaleza (NFCP, por sus siglas en inglés), que prohíbe la tala y en algunas áreas boscosas compensando a los residentes por controlar las actividades para impedir la extracción de madera ilegal.
Los científicos de MSU utilizaron una combinación única de datos, incluyendo una visión panorámica de imágenes anuales de la cobertura de vegetación de los campos del 'Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer' (MODIS) de la NASA, junto con imágenes de alta resolución espacial disponibles en Google Earth. Luego, combinaron los datos a diferentes escalas para determinar el estado de los bosques con la aplicación del NFCP.
RECUPERACIÓN DEL 1,6 POR CIENTO DE LOS BOSQUES
Y, como ha afirmado el Gobierno chino, el programa está funcionando y los bosques se están recuperando, con alrededor del 1,6 por ciento, es decir, casi 61.000 millas cuadradas (15.798.925 hectáreas), del territorio de China que ha obtenido un aumento significativo en la cobertura de árboles, frente a un 0,38 por ciento, o 14.400 millas cuadradas (3.729.582 hectáreas), que han registrado una pérdida significativa.
"Nuestros resultados son muy positivos para China --afirma el autor Andrés Viña, del MSU-CSIS--. Si nos fijamos en China de manera aislada, su programa está funcionando con eficacia y contribuyendo a la captura de carbono de acuerdo a su programa para la mitigación del cambio climático".
Viña señala la necesidad de más investigación para documentar los impactos más amplios de la degradación de los bosques y la recuperación de todo el mundo. También indica que el apetito voraz de los recursos naturales --tanto la madera como los productos agrícolas cultivados en tierras forestales convertidas-- no es sólo cuestión de China.
"Todos somos parte del problema de una manera u otra -afirma--. Todos compramos productos de China y China no ha cambiado sus importaciones y exportaciones de madera. Lo que ha cambiado es de dónde procede la madera".