Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido quiere crear una base de datos para controlar el uso de Internet y las llamadas

Según 'The Times', las compañías telefónicas y los proveedores de Internet se verían así obligados a entregar dicha información al ministerio del Interior. Este último conservaría los datos durante al menos un año. Y, los servicios de seguridad tendrían acceso a ellos previa autorización judicial.
Este proyecto forma parte del plan del Gobierno laborista de aplicar una directiva adoptada por la Unión Europea (UE) tras los ataques terroristas del 7 julio de 2005 en Londres.

El plan "nos preocupa y creemos que va demasiado lejos. No creemos que haya justificación alguna para que el Estado guarde esos detalles de las llamadas telefónicas y del uso de Internet de todos los ciudadanos", afirma Jonathan Bamford, asistente del Comisionado de Información.

Amenaza para la seguridad

El portavoz del Interior de la oposición conservadora, David Davis, se refirió a la reciente pérdida de datos por el gobierno y declaró que el nuevo plan "podría ser antes una amenaza que un apoyo a nuestra seguridad".

También los expertos dudan de la capacidad del Gobierno de manejar un sistema que contendrá miles de millones de registros. Por poner un ejemplo, dice 'The Times', el año pasado se enviaron unos 57.000 millones de mensajes de texto y se calcula que, al día, se envían unos 3.000 millones de correos electrónicos en Gran Bretaña.

Desde el pasado octubre, las compañías de teléfono están obligadas a conservar durante doce meses los detalles de las llamadas y de los mensajes de texto, requisito que se va a extender a Internet, a los correos electrónicos y a las llamadas por Internet en un próximo proyecto de ley de Datos de comunicaciones. RSO