Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samsung es la compañía más íntegra, según el estudio RepTrak España 2016

Samsung figura entre las diez empresas con mejor reputación en España, el primer puesto, además, en la categoría de empresas mejor valoradas por su integridad, según recoge el estudio RepTrak España 2016 elaborado como cada año por la consultora Reputation Institute.
Respecto a la edición de 2015, Samsung ha subido cuatro posiciones en la clasificación, pasando del séptimo al cuarto puesto en este ranking reputacional para las compañías que operan en nuestro país. Samsung aparece, además, entre las primeras compañías del ranking, encabezado por BMW.
En la dimensión de mejor valoradas por su integridad, el ránking reconoce que la empresa es gestionada con responsabilidad, que se comporta de forma ética y muestra su operativa con transparencia, como ha recogido Samsung en un comunicado.
"La reputación de una empresa se traduce no sólo en un incremento de las ventas y de la cuota de mercado, también permite atraer talento y, en definitiva, ser más competitiva. Por ello, para Samsung figurar entre las diez empresas con mejor reputación en España supone una enorme satisfacción. Nos enorgullece especialmente que la sociedad conecte con nuestros valores y filosofía empresarial: construir un futuro mejor para todos apoyándonos en la innovación tecnológica", declara el vicepresidente corporativo de Samsung España, Celestino García.
En la elaboración del estudio sobre reputación empresarial, se ha entrevistado a más de 8.000 consumidores; el Reputation Institute tiene en cuenta siete parámetros relacionadas con la capacidad de las compañías para generar confianza, tanto en sus accionistas como entre los consumidores: innovación, oferta de productos y servicios, liderazgo, integridad, ciudadanía, entorno de trabajo y solidez financiera.
Estas siete dimensiones de la reputación suscitan en los consumidores una serie de comportamientos favorables hacia una empresa a la hora de adquirir sus productos, recomendarla a terceros, concederla el beneficio de la duda en una situación de crisis, solicitar empleo e incluso invertir en ella.