Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sesiones espirtistas en Twitter para contactar con los famosos desde el más allá

La comunicación en Twitter más allá de la tumba. Es lo que promete 'Tweance', un grupo creado en la popular red social, para contactar con Michael Jackson y otras celebridades muertas, a través de sesiones de espiritismo. La noticia, que publica 'The Telegraph', en una iniciativa paranormal de una tienda londinense de disfraces que se prepara para celebrar a lo grande las fiestas de Halloween.
La primera sesión espirtista de Tweance está prevista para el próximo 30 de octubre, un día antes de Halloween y todos los seguidores de la Red podrán participar.
Los organizadores, entre los que se encuentra la famosa espiritista y clarividente, Jayne Wallace, aseguran a sus seguidores que podrán contactar con el rey del pop, pero también con Patrick Swayze y Farrah Fawcett. Pero además, los internautas podrán proponer los personajes con los que quieran comunicarse en el más allá.
Algunos ya han 'posteado' graciosos mensajes, del tipo: "Nos gustaría hablar con los Beatles. Oh, me he olvidé que Ringo todavía está vivo, todos sabemos que Paul está muerto". Otro, menos simpático y más polémico, pide hablar con Adolf Hitler.
Benjamin Webb, de la tienda que ha inaugurado las sesiones espiritistas en Twitter con esta iniciativa, revela que le encantaría escuchar lo que Elvis Presley tiene que contar".
Esta no es la primera vez que la estudiosa británica de fenómenos paranormales, Jayne Wallace, ha contactado con famosos muertos.  La clarividente aseguró que ya ha hablado con Jade Goody, la ex concursante del GH británico que murió a el pasado mes  de marzo, de cáncer cervical. 
 Al parecer, la chica fallecida quería pedir disculpas a su madre por no escucharla cuando esta le pidió que no se casara con Jack Tweed.