Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sinde intenta tranquilizar a los internautas

La intervención de un juez puede ser necesaria en ocasiones, pero será la Comisión quien valore esa opción. Ya en la Cámara Alta, en respuesta a una pregunta del grupo popular, la ministra ha defendido que con el nuevo modelo, que califica de "gran paso", "ni se va a criminalizar a los usuarios ni se va a cortar una sola conexión a internet".
Quienes "verán limitada su actuación" en la red serán "aquellos que se aprovechan de las obras de los demás y quienes realmente vulneran la propiedad intelectual y explotan obras de las que no tienen permisos", ha añadido González-Sinde en sus declaraciones a los periodistas. En ese sentido, ha asegurado que las medidas contempladas en el anteproyecto facilitan el acceso a la cultura a través de una oferta digital legal y permiten la protección del trabajo cultural -que representa casi el 5 por ciento del PIB- en un contexto de "alto índice de vulneración de la propiedad intelectual".
La titular de Cultura ha informado de que será la Comisión de Propiedad Intelectual, un órgano formado por expertos independientes que pertenecerá a su Ministerio, la que investigará los casos de explotación ilícita de obras culturales. "Lo que está previsto es que sea el órgano administrativo el que examine cada caso y, según los derechos que sean vulnerados (...), decida cuál es el procedimiento (...) necesario", ha apuntado González-Sinde.
Todas estas medidas se contemplan en el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, que en una disposición final anuncia su intención de "proteger la propiedad intelectual frente a la piratería en internet".
El texto, que modifica la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y la Ley de Propiedad Intelectual, permite que se interrumpa la prestación del servicio de internet si se atenta contra el principio de la propiedad intelectual. Hasta ahora, sólo podía interrumpirse para salvaguardar el orden público, la investigación penal, la seguridad pública, la defensa nacional, la protección de la salud pública, el respeto a la dignidad de la persona y principio de no discriminación y la protección de la juventud y la infancia. Eso sí, únicamente un juez podía decidir la aplicación de esta medida.
El anteproyecto de Ley también establece que el Ministerio de Cultura "velará por la salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual frente a su vulneración por los responsables de servicios de la Sociedad de la Información". Para ello, se creará en su seno la Comisión de Propiedad Intelectual "como órgano colegiado de ámbito nacional". Sus funciones, además de la salvaguarda de los derechos, serán la mediación y el arbitraje. CGS