Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Snowden asegura que existen "amenazas significativas" contra su vida

Edward Snowdentelecinco.es

El extrabajador de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) Edward Snowden ha afirmado durante una entrevista concedida a la cadena de televisión alemana ARD que existen "amenazas significativas" contra su vida. "Esta gente, y son funcionarios gubernamentales, han dicho que les encantaría poner una bala en mi cabeza o envenenarme cuando salga del supermercado y luego verme morir en la ducha", ha sostenido Snowden.

"Sigo vivo y no pierdo el sueño por ello, porque hice lo correcto", ha indicado. "Existen amenazas significativas, pero duermo muy bien", ha agregado, en referencia a las informaciones publicadas en un portal de noticias estadounidense sobre el peligro que corre tras haber filtrado información sobre el programa de espionaje de la NSA.
"Esta gente, y son funcionarios gubernamentales, han dicho que les encantaría poner una bala en mi cabeza o envenenarme cuando salga del supermercado y luego verme morir en la ducha", ha sostenido Snowden.
La divulgación gracias a Snowden del programa de espionaje masivo e indiscriminado de la NSA ha causado especial preocupación en Alemania, debido al pasado de abusos de organismos como la Gestapo nazi o la Stasi de la Alemania comunista. Además, se ha sabido que incluso el teléfono móvil de la canciller, Angela Merkel, estaba siendo espiado.
En este sentido, Snowden ha reiterado que "Merkel fue monitorizada por la NSA". "La cuestión es cómo de lógico es que sea la única alemana que estaba siendo monitorizada", ha puntualizado.
"Lo que creo es que es improbable que aquél que espiara al Gobierno alemán sólo vigilara a Merkel y no a sus asesores, ministros, directores de empresas y jefes de gobiernos locales", ha valorado.
Durante la entrevista, Snowden ha asegurado que la NSA recoge datos de todo tipo, sin importar si tenía relevancia alguna para la seguridad nacional, incluida información sobre empresas privadas de todo el mundo.
"Si hay información en Siemens que puede ser beneficiosa para los intereses nacionales de Estados Unidos, incluso si no tiene nada que ver con la seguridad nacional, la tomarán igualmente", ha afirmado.
Las declaraciones de Snowden, realizadas desde Rusia vienen a confirmar el artículo del diario 'The New York Times' en el que se revelaba esta semana pasada que la NSA había conseguido instalar programas espía en unos 100.000 ordenadores de todo el mundo empleando incluso nuevas tecnologías que permitirían realizar espionaje industrial incluso en ordenadores no conectados a Internet.
Este programa, conocido con el nombre en clave Quantum, estaba en marcha desde 2008 se basaba en la instalación de circuitos y tarjetas USB en los equipos espiados y que emitían los datos recopilados a través de radio.
Además, Snowden ha asegurado en su entrevista a la ARD que ya no tiene en su poder ninguno de los documentos que sustrajo de la NSA y que éstos están ya en poder de los periodistas que ha elegido para su difusión. En ese sentido, ha asegurado que no tiene ya ningún control sobre su posible publicación.
AMNISTÍA
Por otra parte, la asesora legal de Snowden, Jesselyn Radak, ha manifestado este domingo que el exasesor de la NSA estaría dispuesto a conversar con el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, pero no a negociar su retorno al país sin una garantía de amnistía.
"Es un poco desalentador que él (Holder) parezca dejar la clemencia y la amnistía fuera de la mesa de negociación, que son dos puntos a debatir", ha dicho Radack. Asimismo, ha dicho que no ha sido contactada para retomar las negociaciones.
En unas declaraciones ofrecidas el jueves, Holder advirtió de que la amnistía para Snowden queda "demasiado lejos", si bien abrió la puerta al diálogo.
En este sentido, Radack ha destacado que el excontratista ya se ha visto perjudicado por la revocación de su pasaporte. "Ya ha sido castigado bastante y aunque estaré complacida de negociar y dialogar, no va a regresar para enfrentar cargos por espionaje", ha remachado.