Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Spotify planea expandirse por Canadá, Asia y América del Sur

Spotify tiene en el punto de mira a los usuarios canadienses para ofrecerles el servicio de música en 'streaming' con el que ya cuentan 15 países. La expansión de su negocio pretende llegar también a zonas de Asia y Sudamérica en un futuro más lejano.
Las cuentas anuales de la compañía han sido las que han desvelado sus planes de futuro en el mercado internacional. En concreto, ha sido un informe del 23 de abril de este año el que ha declarado la intención de Spotify de lanzarse al mercado canadiense. Desde la firma anglo-sueca han asegurado que este movimiento seguirá consolidando su posición como el principal servicio de música en 'streaming' de todo el mundo, y añadieron que tiene en mente expandirse hacia los "países de Asia y América del Sur".
El año pasado Spotify estableció filiales en Canadá, Singapur y Hong Kong, todos ellos lugares en los que aún no estaba disponible la plataforma de música en 'streaming'. Actualmente, la compañía está ofreciendo servicio a un total de 15 países, entre ellos está Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y, desde hace poco, Australia y Nueva Zelanda.
La portavoz de la compañía, Sofie Grant, declinó dar más detalles sobre los planes de expansión de la empresa pero sí dijo que Spotify "por supuesto planea lanzarse a nuevos países".
La estrategia de expansión tan rápida que ha tenido la plataforma también ha dado desventajas a la compañía, económicamente hablando. Muestra de ello es que el año pasado tuvo pérdidas netas que aumentaron de 28,5 millones de euros en 2010 a 45,4 millones de euros en 2011. A pesar de las pérdidas financieras, Spotify está decidido a continuar con su intención de expandirse porque explica que "no puede excluir la necesidad ni el deseo de recaudar más fondos en un futuro".
A parte de las pérdidas económicas no hay que olvidar los ingresos que ha tenido la plataforma de música online. El año pasado, los ingresos de la compañía ascendieron a 187,8 millones de euros, frente a los 73,9 millones de euros del año anterior. Este incremento se debe principalmente a las ventas por suscripción que aumentaron de 52,6 millones de euros en 2010 a 156,9 millones de euros el año pasado. A finales del año pasado, Spotify tenía 32,8 millones de usuarios registrados, lo que implica el ingreso promedio por usuario de 5,73 euros.
El servicio de música en 'streaming' se dio a conocer en 2008 y fue fundado por Daniel Ek y Martin Lorentzon en Suecia. Actualmente, tiene su sede en el Reino Unido y cuenta con instalaciones de investigación y desarrollo en Estocolmo.
Enlaces relacionados:
- The Wall Street Journal (http://online.wsj.com/article/SB10000872396390444812704577604831442157226.html).