Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ballmer deja la Junta Directiva de Microsoft

Steven Ballmer, MicrosoftEfe

El expresidente ejecutivo de Microsoft, Steven Ballmer, ha anunciado la renuncia a su cargo como miembro de la Junta Directiva seis meses después de abandonar el cargo más alto de la compañía como sucesor de Bill Gates.

Ballmer comunicó a través de una carta dirigida al actual CEO, Satya Nadella, los motivos por los que tomaba esta decisión. El expresidente ejecutivo de Microsoft, expresó la necesidad de ocupar su tiempo en nuevas responsabilidades, en las que se incluye la condición de propietario del equipo de baloncesto de Los Ángeles Clippers -que adquirió por 2.000 millones de dólares- y sus tareas como profesor en la Universidad de Standford. "Dada mi confianza y la multitud de nuevos compromisos que estoy tomando ahora, creo que no sería práctico continuar al mando, y lo mejor es que me marche", señaló Ballmer.
La salida del exdirector ejecutivo no ha pillado por sorpresa a ninguno de sus compañeros, entre ellos el analista de Nomura Securities, Rick Sherlund, quien predijo el cambio significativo que podría experimentar la junta en un futuro próximo, según ha informado The New York Times.
Por su parte, el presidente ejecutivo de Microsoft y también miembro de la Junta Directiva, Satya Nadella, respondió en otra carta a Ballmer que estaba "seguro de que va a llevar la misma audacia, la pasión y el impacto en sus nuevas tareas, y le deseo un gran éxito".
A pesar de la despedida, Nadella quiso aprovechar para expresar su interés en "colaborar como accionista" con Bellmer, ya que es el mayor poseedor de acciones de la compañía, con un 3,99 por ciento, valoradas en 15 mil millones de dólares, una cifra que incluso supera a la de su fundador, Bill Gates.
Después de 34 años dedicados a Microsoft y a sus 58 años de edad, Ballmer ha decidido echarse a un lado y dejar paso a una nueva generación con grandes ideas.