Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica niega que esté estudiando una oferta conjunta por Tim Brasil

Telefónica ha negado este lunes que forme parte de un vehículo corporativo para adquirir la compañía Tim Brasil, controlada por Telecom Italia, según ha comunicado la empresa que dirige César Alierta a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La teleoperadora hace esta aclaración después de que el regulador italiano del Mercado de Valores (Consob) le haya solicitado información al respecto tras aparecer en la prensa algunos rumores que hacían referencia a esta operación.
Según publican los medios, Telefónica estaría evaluando una operación de compra de Tim Brasil a Telecom Italia a través de un vehículo corporativo por crear y, posteriormente, dividir los activos entre los tres principales operadores en el mercado brasileño: América Móvil, Oi Telemar y Telefónica.
Ante estas noticias, Telefónica aclara que aunque no suele comentar artículos especulativos ni de prensa, la compañía "no es parte de dicho vehículo" corporativo para adquirir Tim Brasil y que "no tiene detalles de ningún tipo sobre dicha potencial transacción que revelar al público para su evaluación por el mercado".
Asimismo, especifica que no ha tenido "ningún contacto" con el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) en relación a esta supuesta operación y añade que "todos los contactos recientes de los abogados representantes de Telefónica con CADE se hicieron en un contexto de comentar las decisiones del consejo relacionadas con unas operaciones anteriores.
Telefónica también avanza que el pasado 3 de enero el CADE notificó oficialmente la aprobación con restricciones de la adquisición por parte de la teleoperadora de toda la participación que poseía en Portugal Telecom y PT Móveis, que controlaba la compañía de telefonía móvil en Brasil Vivo Participaçoes, "condicionada a la entrada de un nuevo accionista en Vivo en sustitución de PT o a que Telefónica deje de tener interés financiero directo o indirectos en TIM Participaçoes".
Además, el CADE dio a conocer que imponía una multa de 15 millones de reales brasileños a Telefónica por considerar que había violado el espíritu y el objetivo del acuerdo firmado con el CADE como condición para la aprobación de la adquisición original por parte de Telefónica de una participación en Telecom Italia en 2007.
Ante estas dos noticias, la compañía de César Alierta afirma que las medidas impuestas "no son razonables", por lo que está analizando la posibilidad de iniciar las acciones legales pertinentes.