Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Televisión en 3D: abstenerse embarazadas, insomnes... y borrachos

La televisión 3D de Samsung. Foto: archivotelecinco.es
Si usted no pertenece a ninguno de estos grupos no piense que está a salvo de los "efectos secundarios" de los nuevos televisores en tres dimensiones.
"Algunos espectadores pueden experimentar ataques epilépticos tras la exposición a imágenes intermitentes de alguna película o vídeo-juego", alerta Samsung, que advierte a los confiados que no es necesario haber padecido con anterioridad estos ataques o tener antecedentes familiares para sufrir uno de estos episodios mientras disfrutamos de la última y carísima tecnología en el salón de nuestra casa.
Además, será complicado relajarse frente a la pantalla, pues deberemos estar siempre pendientes de posibles síntomas que nos conducirían "inmediatamente" al médico, recomienda Samsung.
Visión alterada, sensación de mareo, movimientos involuntarios como espasmos musculares, confusión, náuseas, pérdida de conciencia, convulsiones, calambres o desorientación... (no hace falta que las sufra todas a la vez), con una basta para que se decida a apagar la tele y esperar a que le cuenten el final de la película.
Y si está con un niño, deje el mando cerca, porque tendrá que parar la imagen periódicamente para sacar la lista y preguntarle por cada uno de los síntomas.
La mejor forma de evitar todos estos riesgos: hacer "frecuentes descansos" y aprovechar así para comprobar si notamos la vista muy cansada o los ojos secos. Si es así, en lo que conseguimos ver una película de dos horas nos dará tiempo a hacer limpieza general un casa.
Olvídese además de jugar con las famosas gafas. Ha de saber que usarlas para algo distinto a la televisión en 3D es físicamente dañino y debilita la vista, advierte la empresa.
Si ha logrado terminar de ver la película sin sufrir ningún daño no se confíe. Samsung recuerda que ver televisión en 3D puede causar desorientación en el espectador. Por eso recomienda no situar el aparato muy cerca de balcones ni escaleras por los que pueda caer ni de otros objetos con los que pueda tropezar