Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

The Division: así sería el colapso de la sociedad tal y como la conocemos

Si una pandemia se extendiese sin control por el mundo, la sociedad podría desmoronarse tal y como la conocemos en menos de un mes. Cientos de millones de muertos y miles de millones de infectados quedarían atrás y el mundo tendría que hacer frente a ciudades sin electricidad y sin suministros. El contador se pondría a cero. ¿Qué haríamos entonces? Para saberlo, hay que ponerse a los mandos de The Division.
El Black Friday también se celebra ya en España. Las ofertas y gangas llenan las tiendas por un día y las calles de Madrid son un hervidero de personas, de ir y venir con bolsas y de hacerse paso entre la multitud. Billetes infectados con un peligroso virus han empezado a circular a través de una famosa cadena de tiendas españolas.
En la ficción del videojuego, el billete está contagiando con el virus a decenas de personas que aún no pueden hacerse una idea de lo ocurrido. Una vez que descubran que un virus mortal se propaga entre las calles, las tiendas, las bolsas y las compras reinará el caos y no se sabrá bien qué hacer.
Unidad Militar de Emergencias, en España, es la única que tiene claro el protocolo a seguir en estos casos: aislamiento y reconocimiento inicial de las personas expuestas a enfermedad. Traslado de las víctimas en bolsas para aislamiento de heridos contaminados o infecciosos o transporte de cuerpos en sistema de aislamiento individual, dependiendo de si hay indicios de que están contaminados, puedan provocar efectos o no.
Las comunicaciones estarían cortadas y la información sería escasa; la UME debería tomar las muestras necesarias para posteriormente saber qué está pasando. Es fundamental que inmediatamente después de la toma de muestras se proceda a la descontaminación de todo aquello que ha estado en contacto con el virus: personal, medios, material sensible.
En España el protocolo a seguir es el mismo que en cualquier otra ciudad: se establecen varias zonas y se dividen así los servicios encargados. En la ficción creada por UbiSoft en The Division, un grupo de fuerzas especiales es el encargado de restablecer el orden en Nueva York.
EL FIN DEL MUNDO
Veamos cómo sería el fin del mundo con el simulador Collapse de la propia UbiSoft (http://collapse-thedivisiongame.ubi.com/es/). La infección, en esta simulación, empieza en Madrid.
DÍA 1: LOS HOSPITALES NO AGUANTAN
Solo en el primer día, la población empieza a notar fiebre y decide acudir a los hospitales. Hay ya 17 infectados con el virus pero aún no se conocen las causas y tampoco ha causado ninguna muerte. En el camino al hospital, los ciudadanos continúan contagiando gente. Cada vez son más y la cifra alcanza ya los 104 infectados. En el hospital de la Princesa, por ejemplo, sólo hay 30 camas de hospital por cada 1.000 personas y, en caso de crisis, podría convertirse en un grave problema.
DÍA 5: 100.000 INFECTADOS Y SAQUEOS
El quinto día ya puede contabilizarse una baja: el primer muerto. El virus se ha extendido de forma radical: hay más de 91.400 infectados y las medicinas tardarán más de seis semanas en llegar a las farmacias. Sin embargo las autoridades toman medidas, deciden que, debido al número de infectados (ya supera los 100.000) se organizarán para la distribución de vacunas en distintos puntos de la ciudad.
Las autoridades sólo están capacitadas para producir 2.400 millones de vacunas de gripe al año, los infectados superan los 100.000 y, según los expertos, el virus podría extenderse a 7.000 millones de personas en tan sólo unos meses.
En el Teatro Coliseo reparten vacunas pero no hay para todos, la situación se complica y la policía debe intervenir. Los muertos ascienden a 65 y el caos es incontrolable. Se declara el estado de emergencia y las autoridades afirman que sólo hay provisiones para un máximo de tres días en los hogares.
Los ciudadanos tratan de buscar remedio a esto, acuden al Opencor más cercano y empiezan los saqueos: los saqueadores se llevan la comida, atracan los bancos y se acaban los cajeros automáticos.
DÍA 9: AVIONES, CATALIZADOR DE LA INFECCIÓN
Aún es el día 9 de la pandemia y ya hay más de 59.000 muertos y más de 325.000 infectados. Los ciudadanos no pueden mantener la calma y difícilmente son capaces de seguir las indicaciones de la UME, que sigue buscando solución para poner destino a una catástrofe así, mediante el análisis de las muestras y el desarrollo de medicamentos.
Madrid ya no es un lugar seguro, los habitantes deciden recurrir a la huida como única vía de escape. Sin embargo, los aviones son uno de los principales catalizadores de la infección, transportan más de 8.000.000 viajeros al dia. Muchos de los ciudadanos españoles deciden marcharse a París para poder estar a salvo, los vuelos aceleran el contagio y muchos países deciden cerrar sus fronteras.
DÍA 10: 130.000 MUERTOS Y FALTA LA ENERGÍA
Además, se establece la ley marcial y los saqueos y disturbios se extienden por todo el mundo. El número de muertos ya supera los 130.000 y sólo han pasado diez días.
Las fuerzas del orden no son capaces de mantenerlo todo, la situación se ha ido de las manos y la gente decide quedarse en casa para no contagiarse con el virus. El absentismo laboral ya supera el 50% de los casos y las energías amenazan con escansear. Una central nuclear puede funcionar dos días sin que nadie haga nada pero a partir del tercero se desconecta automáticamente.
DÍA 25: EL FIN DE LA SOCIEDAD
En menos de un mes, tan sólo 25 días, el mundo está totalmente devastado: no hay energía, no hay comunicaciones. Ciudades enteras han caído y más de 725.000.000 personas han perdido la vida en tan sólo 25 días por culpa de billetes contaminados.
Las naciones occidentales llevan años preparándose para una situación así con el fin de estar expuestas al menor riesgo posible. La posibilidad de pandemia es mínima pero existe, explica el Teniente Coronel de la Unidad Militar de Emergencia, Carlos Armada.
La situación descrita podría ser real, aunque existen pocas posibilidades de que lo sea. Ahora mismo sólo es real dentro del videojuego Tom Clancy's The Division, que hoy martes 8 de marzo llega a las tiendas para Xbox One, PC y PS4.
Este videojuego permite a los usuarios conocer de primera mano qué se siente ante caso de pandemia y cómo puede salvarse el mundo del caos provocado. Eso sí, con forma de 'shooter', un trabajado componente multijugador online y mucha acción.