Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una nube de gas, tres veces más grande que la Tierra, se 'encontrará' con el agujero negro de la Vía Láctea en marzo

Astrónomos estadounidenses han alertado de un "evento espectacular" que se producirá la próxima primavera y que implica a una enorme nube de gas, de tres veces el tamaño de la Tierra, y el agujero negro de la Vía Láctea. Según han indicado los expertos, el 'encuentro' entre estos dos actores se producirá alrededor del mes de marzo.
Durante una conferencia de astronomía en Washington, científicos de la Universidad de Michigan han señalado que esta masa, que fue descubierta en 2011 por investigadores alemanes, está siendo vigilada por el telescopio Swift de la NASA. Con él han comenzado a tomar imágenes 'cotidianas' de esta nube y, gracias a estas capturas, se ha entrado en detalle en su tamaño, su forma en espiral y se ha detectado que viaja hacia el agujero negro supermasivo de la galaxia, conocido como Sagitario A*.
En un principio se creía que este fenómeno, llamado G2, llegaría al agujero negro a finales de 2013. Eso no sucedió, pero la nube continuó a la deriva acercándose cada vez más. Los nuevos cálculos dicen ahora que el impacto se producirá en el mes de marzo. "Nunca hemos visto nada como esto y menos en un asiento en primera fila", ha destacado el equipo. La responsable de este proyecto, Nathalie Degenaar, ha apuntado que "todo el mundo quiere que esto suceda porque es muy raro".
En este sentido, ha apuntado que el 'encuentro' entre G2 y Sagitario A* dará a los astrónomos una "oportunidad única" para ver cómo se alimentan los agujeros negros supermasivos débiles y por qué no consumen la materia de la misma manera que sus homólogos más brillantes en otras galaxias.
Desde 2006, Degenaar y sus colegas han estado utilizando instrumentos de rayos X de Swift para observar no sólo Sagitario A*, sino también algunos agujeros negros y estrellas de neutrones más pequeños que residen en el centro de la galaxia con él. Mediante este aparato, los expertos esperan ver ahora un cambio en el brillo del agujero negro debido al gas de la nube. "Estaríamos encantados de que Sagitario A* de repente se convirtiera en 10.000 veces más brillante", ha apuntado, aunque no es una reacción segura.
Por otra parte, los científicos ven este acontecimientos como una fase más del "ciclo vital" de la Vía Láctea, ya que, según han explicado, los agujeros negros comen la materia de su entorno lo que influye en la evolución de las estrellas y, en consecuencia, de la galaxia. "Y en términos más generales, la forma en que evolucionan las galaxias es importante para la evolución de todo el universo, cómo llegó a ser y cómo está cambiando", ha concluido Degenaar.