Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Tower Bloxx Deluxe', el boom inmobiliario es un juego

Gracias a plataformas de distribución digital como el bazar de Xbox cada vez es más fácil ver como juegos en formato flash dan el salto a las consolas domésticas. 'Digital Chocolate' se apunta al carro de esta moda y lanza 'Tower Bloxx Deluxe': un sencillo "simulador de construcción de edificios". Un título entretenido pero demasiado caro para una consola de sobremesa.
Un pequeño pueblo llamado Valle del Sol necesita crear nuevos edificios para atraer a futuros ciudadanos, el alcalde te encarga la misión de construir bloques de edificios para que la gente se mude a este pequeño pueblo y que crezca para convertirse en una gran ciudad.
Tras esta pequeña historia de introducción que nos presenta un juego de habilidad donde tendremos que apilar bloques en línea vertical para construir torres lo más altas y rectas posibles para que entren más inquilinos.
Cada vez que coloquemos dos bloques perfectamente alineados se iniciará una cadena, a partir de aquí cada bloque bien colocado será un multiplicador de la gente que vivirá en nuestra torre. Todo este proceso es tan sencillo como pulsar un botón para soltar cada bloque y apuntar hacia dónde va caer.
El juego nos propone tres modos de juego: en el modo de partida rápida podremos construir una torre tan alta como podamos, además podemos comparar nuestros records en tiempo real con otros amigos de XBOX Live que también jueguen a 'Tower Bloxx Deluxe'. Este modo es ideal cuando queremos echar una partida rápida e intentar batir nuestra mejor marca.
El modo 'Construye tu ciudad' nos devuelve a la historia del principio. Valle del Sol es una ciudad compuesta por cuatro barrios, cada barrio está formado por una serie de casillas y en cada casilla construiremos un edificio. Según vayamos construyendo edificios y la población aumenta iremos desbloqueando edificios más altos, bonificaciones para cada tipo de edificio y el resto de barrios para seguir construyendo.
Cada tipo de edificio que construyamos tiene sus propias reglas: por ejemplo para construir un edificio verde tiene que estar entre un edificio azul y uno rojo y para construir un edificio rojo necesita uno azul al lado, por ejemplo. Además según vayamos desbloqueando los extras podremos construir de nuevo donde teníamos pisos para hacer torres más altas donde entren más ciudadanos convirtiendo este modo en un círculo donde estaremos cambiando la distribución de cada barrio constantemente para optimizar las torres.
Por último tenemos el modo multijugador, dentro de él tenemos diferentes retos: crear torres en colaboración con otros jugadores, competir por ver quién construye la torre más alta o un modo donde tendremos que evitar que nuestro contrincante realice la torre mediante trampas como empujar los bloques. Este modo es divertido pero sólo cuando tienes con quién jugar cerca porque el modo multijugador no incluye ninguna función online.
Técnicamente el juego no es una maravilla pero hay que reconocer que el acabado general es muy resultón y bonito, una estética algo infantil con colores muy vivos que resulta muy atractiva. Gráficamente no demuestra virtudes pero tampoco defectos, es muy correcto y cumple a la perfección. Los efectos de sonido por otra parte resultan muy discretos, la música de fondo es muy sutil y sólo destaca el sonido que marca el inicio de una cadena de combos cuando apilamos bloques.