Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tuenti rediseña su web para una experiencia móvil basada en la nube desde cualquier dispositivo

Tuenti ha dejado atrás la red social y en su apuesta por la telefonía móvil este miércoles presenta el rediseño de la versión web de su servicio, una nueva interfaz y nuevas funciones para una experiencia basada en la nube.
El operador móvil virtual (OMV) cuenta con dos aplicaciones, para Android e iOS, con las que los usuarios de una línea Tuenti pueden comunicarse desde cualquier parte del mundo con quien quieran -tanto móviles de otros operadores como a fijos, nacionales e internacionales-, y ahora, la nueva web añade la posibilidad de hacerlo desde distintos dispositivos.
La web no es solo un reflejo de la aplicación para 'smartphones'; es una versión que en su rediseño mantiene la interfaz y las funciones de las 'apps', pero con la particularidad de que el usuario no depende de tener el teléfono a mano, ni siquiera de una tarjeta SIM física, para poder chatear, enviar SMS o realizar y recibir llamadas. Solo un número asociado a una línea de Tuenti y una contraseña. Y acceso a Internet.
"Todas las funcionalidades que tenemos en nuestra 'app', las ofrecemos también en la versión web de Tuenti bajo una experiencia unificada en ambas plataformas: la agenda de contactos sincronizada para llamar a través de VozDigital, todo el historial de conversaciones y el chat, la gestión de la cuenta móvil, enviar SMS... Es decir, llevamos la línea del cliente (su número, sus contactos y sus conversaciones) a la nube, de manera que puede prescindir de la tarjeta SIM que hasta hoy ataba su número de teléfono a un elemento físico, el smartphone", ha explicado el Product Manager de Tuenti, Luis Javier Álvarez.
De esta forma, un usuario de la OMV que se quede sin batería en el móvil, lo pierde o se lo roban, si tiene un ordenador cerca, con solo acceder a su cuenta, podrá disponer de una interfaz donde acceder al historial, a los contactos, los chats y a la gestión de su línea. Porque la línea se gestiona en la nube y sincroniza las versiones móvil y web.
La navegación en la versión web supone, además, ventajas como que al estar conectado a una red WiFi no se consumen megas contratados y los minutos que se empleen en una llamada tampoco se descuentan, puesto que las llamadas solo consumen minutos de voz digital.
Este paso avanza en la intención de la compañía de ser un referente dentro de los operador móvil virtual (OMV) que operan en España y deja claro que los tiempos de la red social, que muchos adolescentes conocieron en su día, han pasado.