Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Twitter avanza en su demanda contra el Gobierno de EEUU para informar sobre las peticiones de vigilancia

Twitter seguirá con su demanda contra el Gobierno de Estados Unidos para que las empresas tecnológicas y redes sociales puedan publicar las peticiones de vigilancia del Ejecutivo estadounidense. Así lo ha ratificado este jueves la juez federal del estado de California, Yvonne González Rogers, una decisión que asegura "la lucha a favor de la transparencia" según la red de 'microblogging'.
La demanda de Twitter pretende acabar con las ataduras legales que tienen respecto a la publicación de las peticiones de vigilancia gubernamentales. Actualmente, las empresas tecnológicas y de Internet solo pueden revelar el número de peticiones recibidas en rangos de '0 a 499' o '500 a 999', sin precisar la cifra, algo que según la red social viola la Primera Enmienda, en relación a la liberta de expresión y de prensa.
El Departamento de Justicia estadounidense, por su parte, presentó un recurso contra la demanda de Twitter, advirtiendo que el número exacto de peticiones de vigilancia "es una información clasificada que si se revela podría convertirse en un riesgo para la seguridad nacional".
Sin embargo, la juez González Rogers desestimó el recurso debido a que "el Gobierno no ha explicado lo suficiente por qué revelar datos del informe de transparencia --de Twitter-- es una amenaza a la seguridad nacional".
Twitter lleva trabajando en esta demanda contra el Gobierno estadounidense desde el 2014, año en el que se estableció este acuerdo entre el Departamento de Justicia estadounidense y otras empresas tecnológicas como Google, Facebook, Yahoo, LinkedIn y Microsoft. El acuerdo fue la respuesta gubernamental a las filtraciones de documentos secretos por parte de Edward Snowden, antiguo empleado de la CIA y la NSA.
Según el medio Ars Technica este largo proceso volverá a avanzar el próximo 14 de agosto con una audiencia en la corte federal de Oakland, California.