Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venezuela exige a Reino Unido que no asalte la Embajada de Ecuador

El ministro de Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, ha exigido este jueves al Gobierno de Reino Unido que respete el Derecho Internacional, absteniéndose de asaltar la Embajada de Ecuador en Londres para detener al fundador de Wikileaks, Julian Assange.
"Hacemos un llamamiento a la sensatez, a que se respete el Derecho Internacional", ha dicho el canciller desde Santo Domingo, donde se encuentra para asistir a la investidura de Danilo Medina como presidente de República Dominicana.
En concreto, ha exigido respeto "para el derecho de asilo político que le ha sido reconocido a Assange" por el Gobierno de Ecuador, dos meses después de que lo solicitara en una carta enviada al presidente del país andino, Rafael Correa.
Además, Maduro ha expresado su rechazo "a la arrogancia que el Gobierno británico ha tenido en la región, amenazando de manera directa a un gobierno democrático y soberano y anunciando una posible violación del Derecho Internacional".
Por su parte, el embajador de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, ha instado a sus colegas regionales, en la reunión extraordinaria del Consejo Permanente que se ha celebrado este jueves, a "tomar muy en serio" la amenaza británica.
"Estamos hablando de una potencia que tiene una tradición histórica del uso de la fuerza y de la violación del Derecho Internacional para instalar, promover, asegurar y proteger sus intereses", ha recordado.
Chaderton también ha alertado del "peligro" de que la amenaza británica "pueda encontrar eventualmente apoyos políticos, diplomáticos e inclusive militares y de Inteligencia" en el continente europeo.
"No queremos reproducir en nuestro continente los horrores bélicos y de violencia que están ocurriendo en otras partes del mundo con el ejercicio brutal de la fuerza militar", ha dicho, en declaraciones recogidas por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).
CASO WIKILEAKS
La diplomacia latinoamericana se ha puesto en marcha este jueves, después de que el Gobierno ecuatoriano revelara que Reino Unido ha amenazado con asaltar su Embajada en Londres para detener a Assange y extraditarle a Suecia, donde se le investiga por varios delitos sexuales.
La situación se ha agravado horas después, cuando el Gobierno ecuatoriano ha concedido asilo diplomático al fundador de Wikileaks, que lleva desde el pasado 19 de junio en la Embajada a la espera de que las autoridades del país andino le den una respuesta.
Ello ha suscitado las críticas de Reino Unido, que ha negado el salvoconducto a Assange para permitir que viaje a Ecuador, insistiendo en que tiene la "obligación legal" de extraditar al fundador de Wikileaks a Suecia.
Assange solicitó asilo político argumentando que se encuentra en un "estado de indefensión" ante la posibilidad de que, una vez en Suecia, sea extraditado a Estados Unidos, sin que Australia, su país de origen, lo impida.
El fundador de Wikileaks asegura que es víctima de una "persecución política" por parte de Estados Unidos por revelar cientos de miles de documentos clasificados del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán y sobre las relaciones diplomáticas con otros países.