Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vibbo retira 4.000 anuncios de reventa de entradas en los últimos dos meses

Vibbo, la aplicación de compraventa sucesora de segundamano.es, ha asegurado haber eliminado todos los anuncios de entradas de su plataforma tras suprimir la categoría de venta de entradas y retirar un total de 4.000 anuncios de reventa en los últimos dos meses, según un comunicado de la compañía.
La 'app', que había anunciado en febrero la decisión de retirar su categoría 'Entradas' y todo su contenido, había borrado ya 2.600 anuncios en mayo. Aun así, Vibbo ha frenado desde entonces la publicación de unas 4.000 entradas más que los usuarios habían puesto a la venta a través de su plataforma.
La retirada de los anuncios se ha llevado a cabo por parte del equipo de moderación de la compañía, a cuyo trabajo se suma "un sistema de filtros" y "la colaboración con las marcas y las autoridades", han resaltado desde Vibbo. La aplicación atiende las reclamaciones tanto de la Policía como de marcas y organizadoras de eventos.
Anteriormente, Vibbo permitía la venta de entradas entre particulares solo en aquellos casos en los que el precio de reventa no fuera superior al que se había pagado al comprar esa entrada en un punto de venta oficial, evitando así el beneficio económico del usuario vendedor, según han explicado desde la compañía. Mensualmente se vendían en Vibbo unas 500 entradas a un precio medio de 109 euros, y se llegaban a rechazar el 20% de los anuncios, a menudo bajo fórmulas habituales como la "venta de boli Bic con entradas de regalo".
La compañía ha tomado la decisión de retirar la categoría debido a la difícil labor de detectar las entradas que se vendían de forma irregular y a la dificultad de certificar los valores de venta exactos. La compañía ha aprovechado para denunciar que "existe en España un vacío legal respecto a la venta 'online' de entradas entre particulares".