Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vida en la luna de Saturno

Una fotografía de Titán tomada por la nave Cassini. FOTO: APtelecinco.es
Científicos de la NASA han encontrado pruebas de que existe vida en Titán, la luna más grande de Saturno. Los asombrosos descubrimientos, relizados gracias a la utilización de una nave espacial llamada Cassini, están recogidos en dos informes.  
Los datos proporcionados por la nave Cassini, han sido analizados a pesar de la complejidad química de la superficie de Titán, la única luna conocida que goza de una atmósfera densa. Su superficie es escarpada y en ella se forman montañas, lagos y ríos, lo que ha llevado a los astrónomos a decir que ésta luna es lo más parecido a la Tierra de todo el Sistema Solar. Se han detectado elementos químicos y orgánicos en Titán, pero el líquido del planeta no es agua sino Metano, por lo que los científicos sospechan que la vida de Titán está basada en el Metano.
El primer informe que se ha realizado sobre éste acontecimiento científico, expone, según informaciones de DailyMail, que el hidrógeno que fluye en la atmósfera de Titán, desaparece en la superficie, lo que podría decir que éste hidrógeno es respirado por los alienígenas. El segundo informe manifiesta que hay una falta de cierto componente químico en la superficie de la luna de Saturno. Éstas evidencias conforman dos condiciones muy importantes y necesarias para que exista en Titán vida basada en el metano. 
Chris McKay, astrobiólogo de la NASA ha declarado a DailyMail: "Si éstas señales se convierten en un signo de vida, sería doblemente interesante porque representaría una segunda forma de vida que nada tendría que ver con la vida basada en el agua que tenemos en la Tierra". Los científicos consideran que es necesario que exista más calor del Sol sobre Titán para que las condiciones del planeta para que haya vida en él sean totalmente ideales.
El profesor John Zarnecki, de la 'Universidad Open', dijo: "dentro de cuatro billones de años, cuando el Sol sea más grande, Titán será un paraíso".