Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vodafone y Orange pagarán 14 millones a Telefónica por la prestación del Servicio Universal

Vodafone y Orange deberán abonar 14,08 millones de euros a Telefónica por la prestación del Servicio Universal en el año 2010, que ascendió a un total de 43,58 millones de euros, según ha informado este jueves la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).
El Servicio Universal como el conjunto de servicios cuya prestación se garantiza para todos los usuarios con independencia de su localización geográfica, con una "calidad determinada y a un precio asequible".
De acuerdo con el organismo regulador, los tres principales operadores de telefonía en España --Telefónica, Vodafone y Orange-- deberán financiar el coste de 43,58 millones de euros asociado al servicio universal de 2010. Sin embargo, como Telefónica asumió este cargo, al ser la encargada de las prestaciones de este servicio, tanto la filial española del grupo británico como la del francés deberán abonar la parte proporcional del mismo a la firma presidida por César Alierta.
En concreto, Telefónica asumirá el 67,6% de los costes, es decir millones 29,5 de euros, mientras que sus competidores, Vodafone y Orange, abonarán 9,3 millones de euros y 4,77 millones de euros, el 21,4,% y el 11%, respectivamente, según la resolución del organismo regulador.
El consejo de la extinta Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), actualmente integrada en la CNMC, fijó en 43,58 millones de euros el coste que tendrá que pagar Telefónica por prestar el Servicio Universal de telefonía en 2010. El coste asumido por la operadora se desglosa en 32,01 millones de euros de coste neto en zonas no rentables, más 18,56 millones de euros en el coste neto derivado de usuarios con tarifas especiales y los 5.296 euros por prestaciones a usuarios discapacitados, a cuya suma se restan los casi 7 millones de euros de beneficios no monetarios conseguidos.
Para fijar estas contribuciones, la CNMC ha tenido en cuenta el volumen de ingresos de los operadores durante el ejercicio de 2010. El regulador ha explicado que las cantidades que debe aportar cada operador se reparten en función de sus ingresos una vez deducidos los pagos mayoristas.
Telefónica es la empresa designada por el Gobierno para prestar este servicio, pero a partir de 2003 el coste del mismo se reparte entre varios operadores a través de su contribución al Fondo Nacional del Servicio Universal.
LAS TRES OPERADORAS COPAN UN 86% DE LOS INGRESOS DEL MERCADO
Según el reglamento del servicio universal, las aportaciones de los operadores serán proporcionales a la actividad de cada uno y serán determinadas por la CNMC. En concreto, el reparto de las contribuciones al fondo se obtiene de restar a los ingresos brutos de explotación los pagos mayoristas relacionados con la prestación de servicios.
En este sentido, la CMT determina que Telefónica, Vodafone y Orange poseen una cuota "significativa" de los ingresos del sector y que existe además una "gran distancia" en la magnitud de ingresos de estos cuatro operadores del mercado respecto del resto de los operadores del mercado.
En concreto, Telefónica, Vodafone y Orange suman "prácticamente" el 86% del total de ingresos declarados en el mercado de las telecomunicaciones durante 2010, ha señalado la CNMC.