Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wikileaks vuelve a restablecer su servicio

Wikileaks ha restablecido su página web, después de que un ataque de 'hackers' provocase su caída la web durante más de 24 horas. Wikileaks llevaba una semana sufriendo el ataque en su servicio.
La web de cables y filtraciones ya funciona con normalidad y afirma que el ataque DDoS, que llevaba sufriendo desde el 3 de agosto, ha cesado por completo.
La reivindicación del ataque la han realizado un grupo de 'hackers' hostiles a la publicación de cables de Wikileaks, que se denominan "antileaks".
En su cuenta de Twitter, los 'hackers' afirman que enviaron un aviso con 5 minutos de antelación a Wikileaks, en el que informaban del acceso a sus copias de seguridad a través de una copia espejo, el pasado 10 de agosto.
Además, afirman haber enviado un comunicado a la revista online de tecnología Gulli, en la que reivindicaban el ataque a la web del presidente ecuatoriano, por ser afín a la plataforma de filtraciones.
Wikileaks sufrió una ofensiva de una semana que interrumpió su servicio parcialmente, y que ayer culminó con una caída total de su servicio. La intrusión en su web se produjo mediante el ataque DDoS, que saturó el acceso a la plataforma.
En la web WL Central, Wikileaks afirma que se encuentra bajo la protección de la empresa de seguridad CloudFlare. Esta le permite acceder y publicar sus cables desde la nube en un entorno seguro.
El grupo de 'hackers' que se ha señalado como autor del delito, está liderado por un 'hactivista' que se hace llamar DietPepsi. En un comunicado en su Twitlonger, atribuyen el ataque a la publicación de datos sobre la guerra en Siria, que consideran que pone en peligro muchas vidas humanas.
Según afirman en un comunicado en la revista Gulli, estos cables suponen "una completa falta de consideración por la seguridad de nuestros hombres y mujeres en las fuerzas armadas y el pueblo afgano, cuyas vidas se ha puesto en peligro".
Wikileaks, por su parte, no ha confirmado que el ataque realmente haya procedido de AntiLeaks, pero seguirá adelante con su filosofía de emisión de cables.
Enlaces relacionados:
- WL Central
(http://wlcentral.org/node/2762)
- Comunicado de Antileaks
(http://www.twitlonger.com/show/iqsc79)