Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

YouTube ofrecerá películas de pago

Desde este fin de semana, YouTube se adentrará en el terreno del contenido de pago. Esta decisión sigue una tendencia que hemos advertido en los medios tradicionales. En primer lugar, el magnate de los medios Rupert Murdoch anunció que ya no habría más contenido gratis para los buscadores, después el New York Times anunció que empezaría a cobrar a los usuarios por un determinado nivel de acceso a los artículos.
Ahora YouTube va a asociarse con el festival independiente de cine de Sundance y los directores para cobrar a los usuarios una cuota de unos 5 dólares (unos 3,54 euros) a cambio de poder ver varias películas de las ediciones de 2009 y 2010 del festival. Sigue siendo más barato que una entrada de cine, pero ¿estarán los usuarios dispuestos a seguir en esta dirección y pagar por ver películas en streaming?
Para esta iniciativa se han seleccionado cinco películas de Sundance. Es lo que podríamos considerar una prueba para ver cuántos usuarios responden a la oferta de contenido de pago en la página, y si éste podría ser un nuevo flujo de ingresos para el gigante del vídeo, que ha luchado desde sus comienzos por encontrar un modelo de monetización.
Entre las películas seleccionadas se incluye The Cove, una aventura bajo el agua sobre la caza de delfines en Japón; Bass Ackwards, que relata un viaje en carretera improvisado; Children of Invention, sobre dos huérfanos en Boston; One Too Many Mornings, una “comedia sobre dos tipos demasiado mayores como para alcanzar la mayoría de edad”; y Homewrecker, una comedia sobre un cerrajero. Los directores determinarán el precio exacto para visionar cada película, pero todos rondarán los 5 dólares.
Los ejecutivos de YouTube declararon a USA Today que esta decisión ayudará a los directores independientes a encontrar vías de distribución para sus películas. Éstas se mostrarán sin publicidad, que podría ser un fracaso desde el punto de vista de la estética para cualquier director que decidiese colgar sus creaciones en Internet.
¿Pagarían 3,45 euros por ver una película independiente en streaming en YouTube? ¿Qué otros modelos de monetización debería tener en cuenta YouTube?