Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo afectan las vacaciones a tu vida sexual?

Las vacaciones de Semana Santa suponen, entre otras cosas, un cambio en la rutina sexual para 6 de cada 10 parejas, según una encuesta de Dolce Love, la mayor cadena de tiendas eróticas de España y Portugal.
Disponer de más tiempo libre, descansar, relajarse y convivir con la pareja resulta un cóctel ideal para poder dar rienda suelta a la sexualidad ya que factores como el estrés y las obligaciones del día a día desaparecen. Si a ello le sumamos la mejora del estado de ánimo y la receptividad por parte de la pareja se logra una actividad sexual plena.
Las casas rurales y la playa son las lugares preferidos por más de mil parejas consultadas por Dolce Love para practicar sexo esta Semana Santa. Y es que la postal de una habitación con chimenea o con vistas al mar seducen a cualquiera.
Algunos de los consejos que Dolce Love ofrece para disfrutar plenamente del sexo estas vacaciones pasan por elegir bien las horas del día para la actividad sexual. Por ejemplo, tener sexo por la mañana es bueno para mejorar el ánimo y afrontar el resto de actividades del día.
Como el tiempo es oro y en vacaciones hay que disfrutarlo, en las relaciones sexuales es bueno dedicarlo a explorar. Los juegos previos son si cabe más importantes cuando el reloj no es un problema y ayudan de forma decisiva a conseguir un orgasmo placentero.
Salir de la rutina puede resultar muy excitante, no sólo por abandonar la oficina o nuestra casa por unos días, sino porque se disfruta mucho más la intimidad de la pareja. Realizar sexo en un jacuzzi, en la playa o en el balcón de la habitación, son algunas propuestas que ayudan a romper con lo establecido y liberarnos para dejar atrás el aspecto cotidiano de las relaciones sexuales.
En cuanto a los 'accesorios' para potenciar el instinto sexual, los aceites afrodisíacos y algunos alimentos como el chocolate e incluso el marisco si el destino es de playa, pueden resultar de gran ayuda.
Y por último, el juego. Bien los disfraces, bien elementos como los consoladores o bolas chinas pueden resultar determinantes para acabar definitivamente con la rutina sorprendiendo a la pareja. Una de las épocas del año en la que más se utilizan los artículos eróticos es en el período vacacional.
En definitiva, la llegada de las vacaciones para muchas parejas españolas supone un descanso y un adiós a la rutina dentro y fuera de la cama.