Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un algoritmo permitirá formar la primera imagen de un agujero negro

Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT y la Universidad de Harvard, han desarrollado un algoritmo para producir la primera imagen de un agujero negro.
Este algoritmo sería capaz de hilvanar los datos de archivo de radiotelescopios repartidos por todo el mundo, bajo los auspicios de un cooperación internacional denominada Event Horizon Telescope. El proyecto busca, en esencia, convertir el planeta en un gran plato de radiotelescopio.
"Las longitudes de onda de radio vienen con una gran cantidad de ventajas", dice en un comunicado Katie Bouman, estudiante graduado del MIT en ingeniería eléctrica y ciencias de la computación, que dirigió el desarrollo del nuevo algoritmo. "Al igual que cómo las frecuencias de radio pasan a través de las paredes, éstas penetran a través del polvo galáctico. Nunca seríamos capaces de verlas en el centro de nuestra galaxia en longitudes de onda visibles, porque hay demasiadas cosas en el medio."
Debido a su larga longitud de onda, las ondas de radio requieren antenas parabólicas anchas. El mayor radiotelescopio del mundo tiene un diámetro de 300 metros, pero si produjera una imagen de la luna, por ejemplo, sería más borrosa que la imagen vista a través de un telescopio óptico doméstico.
"Un agujero negro está muy, muy lejos y es muy compacto," dice Bouman. "Es equivalente a tomar una imagen de un pomelo en la luna, apuntado con un radiotelescopio. Para hacerse una idea de algo tan pequeño, necesitaríamos un telescopio con un diámetro de 10.000 kilómetros, lo que no es práctico, ya que el diámetro de la Tierra no pasa de 13.000 kilómetros".
La solución del Event Horizon Telescope es coordinar las mediciones realizadas por los telescopios de radio en lugares muy divergentes. En la actualidad, seis observatorios se han inscrito para participar en el proyecto, con mayor probabilidad de seguir.
Pero incluso muchos telescopios dejarían grandes brechas en los datos a medida que se aproximan a una antena de 10.000 kilómetros de diámetro. Llenar los vacíos es el propósito de algoritmos como el de Bouman.
Bouman presentará su nuevo algoritmo, que denomina CHIRP (Continuous High-resolution Image Reconstruction) en la Conferencia Computer Vision and Pattern Recognition.
El Event Horizon Telescope utiliza una tecnología llamada interferometría, que combina la señal detectada por pares de telescopios, así que las señales interfieren entre sí. De hecho, CHIRP se podría aplicar a cualquier sistema de imágenes que use la interferometría de radio.
Por lo general, una señal astronómica llegará a cualquiera de los dos telescopios en momentos ligeramente diferentes. Esa diferencia es esencial para la extracción de la información visual de la señal, espero la atmósfera de la Tierra puede hacer las ondas de radio más lentas, exagerando las diferencias en el tiempo de llegada e invalidando el cálculo de la imagen interferométrica.
Bouman ha adoptado una solución algebraica inteligente a este problema: Si se multiplican las mediciones de tres telescopios, los retrasos adicionales causados por el ruido atmosférico se anulan entre sí. Esto significa que cada nueva medición requiere datos de tres telescopios, no sólo dos, y el incremento de la precisión compensa la pérdida de información.