Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fundador del antivirus McAfee acuerda con Intel no emplear su nombre en otros proyectos empresariales

John McAfee, fundador de la empresa de ciberseguridad que pivota sobre el conocido antivirus McAfee, y la compañía Intel han alcanzado un acuerdo para la retirada de la demanda presentada por el primero contra el uso de su nombre en productos o servicios por parte del segundo, que adquirió el 'software' en 2010.
El trato entre las dos partes ha permitido que el juez del Distrito de Manhattan Paul Oetken desestimase esta demanda, que John McAfee había presentado en septiembre de 2016, así como la contrademanda de Intel, ha informado Reuters.
El conflicto había comenzado cuando la compañía tecnológica advirtió a John McAfee de que no podía incluir su propio nombre en sus empresas, ya que esto atentaba contra los derechos de sus marcas registradas. El fundador del antivirus hoy propiedad de Intel había renombrado su nueva empresa de videojuegos y ciberseguridad, MGT Capital Investments, como John McAfee Global Technologies. Después de que John McAfee presentase su demanda, Intel respondió acusándolo de infracción contra marca registrada y competencia desleal, y exigiendo una compensación económica no especificada por daños.
Bajo este nuevo acuerdo, el fundador de McAfee ha acordado no emplear ni registrar su nombre en productos o servicios relacionados con la ciberseguridad. El pacto también impide la utilización de fórmulas como 'John McAfee Privacy Phone' o 'John McAfee Global Technologies'. No obstante, este ha conservado sus derechos en otros aspectos promocionales, entre los que están los del antivirus del que fue propietario.
Los documentos jurídicos han especificado que el acuerdo ha sido amistoso. Asimismo, ninguna de las partes firmantes ha admitido que el fin de este conflicto judicial les vaya a resultar contraproducente.