Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una avería en el acelerador de partículas paraliza dos meses su actividad

En una nota, el CERN señala que el viernes se produjo una fuga de helio en un sector del túnel del LHC, debido al parecer a una conexión eléctrica defectuosa entre dos imanes, lo que causó un fallo mecánico. "En ningún momento hubo riesgo para las personas", según el CERN, que señala que se ha abierto una investigación completa sobre el incidente.
Las reparaciones implicarán un retraso de "un mínimo de dos meses" en las operaciones del LHC, según el comunicado.
En el LHC, un túnel circular de 27 kilómetros entre Francia y Suiza, los físicos del CERN pretenden recrear los instantes posteriores al "Big Bang" mediante la colisión frontal de partículas a la velocidad de la luz.
Uno de los grandes objetivos es descubrir el hipotético bosón de Higgs, llamado por algunos "la partícula de Dios", cuya existencia se considera indispensable para explicar por qué las partículas elementales tienen masa y por qué las masas son tan diferentes entre ellas.
El proyecto, que ha tardado 20 años y 4.000 millones de euros en materializarse, echó a andar este mes, cuando los físicos lograron hacer circular con éxito las primeras partículas por el túnel para comprobar su buen funcionamiento.
KOD