Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más batería y mejor diseño para los portátiles de última generación de Lenovo

A pesar de la popularidad de los 'smartphones' y los 'tablets', incluso del híbrido Galaxy Note II de Samsung, los portátiles rápidos de última generación han pisado fuerte en la IFA de Berlín. Lenovo presenta su gama IdeaPad S con una batería de larga duración y un precio reducido. El fabricante de portátiles Lenovo ha apostado por tres dispositivos de la gama de ordenadores rápidos, los IdeaPad S300, S400 y S405.
Los modelos S300 y S400 llevan un procesador medio -alto Core i3 o i5 de Intel- mientras que el portátil IdeaPad S405 integra un procesador AMD A8 de cuatro núcleos APU. Asimismo, los S400 y S500 tienen opcional una unidad en estado sólido con 32 GB extras. Se trata de la primera apuesta que hace el fabricante Lenovo por el nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows 8.
Una de las principales ventajas es la duración de la batería, el gran enemigo de los nuevos dispositivos móviles. Los tres modelos disponen de una gestión energética inteligente, que permite 5 horas de duración de la batería y protege su duración a lo largo del tiempo.
Además, están diseñados para disfrutar del ocio. Cuentan con salida HDMI, altavoces estéreo Dolby y una memoria de 500 GB o 1 TB, en el caso del S400. Esta es suficiente para almacenar vídeos, películas, música y todos los documentos del usuario en su interior.
La compañía china ha tratado de combinar las características de un 'tablet' y de un ordenador portátil. Por ello sus dispositivos pesan apenas 1,8 Kg y tienen una pantalla de 14 pulgadas. La innovación llega a los cuatro colores metalizados disponibles, rojo, gris plata y rosa.
También revolucionan el 'touchpad' que se vuelve inteligente y se desliza mejor por la pantalla. Asimismo, el teclado perfecciona la forma de escribir, pensado para aquellos que lo utilicen como material de trabajo.
Los portátiles Lenovo IdeaPad S300, S400 y S405 estarán disponibles en España a partir de noviembre, con un precio de y a un 399, 499 y 449 euros (IVA del 21 por ciento incluido), respectivamente.