Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bloguera que inició la marea árabe relata su experiencia

Destino publica 'La revolución de la dignidad' de Lina Ben Mhenni, la bloguera de Túnez que "inició la marea árabe". desde su blog, 'A Tunisian Girl', Mhenni convirtió su lucha infatigable y su voluntad de no dejarse vencer por la censura, en una de las voces más escuchadas y en un referente para todos los tunecinos.
Ben Mhenni relata en estas páginas su experiencia personal, la de esa Tunisian Girl que a través su blog(http://atunisiangirl.blogspot.com) intervino decisivamente en los acontecimientos que a primeros de 2011 proyectaron al mundo la lucha de unos ciudadanos cansados de la corrupción, el nepotismo, la represión de una tiranía feroz.
"Tenemos que volver a nuestras pantallas: el papel de un bloguero no se acaba nunca", asegura Lina Ben Mhenni, profesora de inglés en la Universidad de Túnez y quien ha recibido en Bonn el galardón al Mejor Blog 2011 por su A Tunisian Gir(http://atunisiangirl.blogspot.com) y el Premio Internacional de Periodismo de El Mundo.
A través de estas breves páginas, junto a Lina, asistiremos a su toma de posesión del ciberactivismo. Poco a poco, conoceremos a una mujer comprometida con su pueblo, que arriesga su propia vida para ayudar a cambiar el destino de Túnez.
La aspiración de Lina Ben Mhenni sin duda la compartían muchos otros tunecinos cuando un hombre, Mohamed Bouazizi, se quemó a lo bonzo para protestar por las condiciones de vida y la represión del régimen del dictador Ben Alí.
LAS MAYORES CIBERACCIONES
En enero de 2011, la represión del Gobierno contra los manifestantes aumentó y tuvo lugar una de las primeras y mayores ciberacciones: el movimiento de internautas Anonymous arrancó la Operación Túnez y logró colapsar las páginas web del régimen. Se suceden las detenciones de blogueros y ciberactivistas tunecinos que llaman a la movilización popular.
Las protestas fueron cada vez mayores y forzaron al Gobierno a anunciar la legalización de todos los partidos y la liberación de todos los presos políticos. Se formó un gobierno de unidad con carácter provisional, integrado por cuatro ministros de Ben Alí y políticos de la oposición. Pero, apenas duró unos días y el nuevo régimen de Mohamed Ghannouchi se tambaleó ante las concentraciones ciudadanas.
El relato en primera persona de lo sucedido en esos meses, la red informativa y de ayuda mutua que se tejió en aquellos momentos gracias a las redes sociales, dan cuenta del papel de Lina Ben Mhenni en el estallido de la marea árabe.
Lina Ben Mhenni nació en 1983 en una familia de militantes opuestos a la dictadura. Su padre sufrió la represión del régimen tiránico de Bourguiba y su madre fue miembro destacado de la Unión General de Estudiantes de Túnez, una de las organizaciones opositoras.
A pesar de que en su casa no sobraban los recursos, Ben Mhenni pudo completar una buena educación, que la llevó a trabajar a Estados Unidos como profesora. Fue allí cuando inició su ciberactivismo, denunciando la situación en la cuenca minera de Gafsa en 2008, aunque su pasión por la blogosfera venía de largo y le sirvió de mucho durante su convalecencia del transplante de riñón a la que fue sometida en 2007.