Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La censura de Apple llega hasta Oscar Wilde

La censura de Apple llega hasta un clásico de Oscar Wilde. Hace unos meses Steve Jobs anunciaba la retirada de aplicaciones con contenido erótico de sus tiendas y reivindicaba la pureza en sus dispositivos. Al parecer alguno de los encargado malinterpretó las palabras del jefe de la compañía y modificó algunos dibujos de 'La importancia de llamarse Ernesto, un clásico de la literatura universal. Los desarrolladores pidieron al autor del cómic que cubriera los dibujos en los que aparecían dos hombres besándose.
 
El dibujante censurado cambió la historia de amor de los protagonistas de la original escrita por el autor británico, por una relación homosexual.  A los censores no les sentó bien la nueva adaptación.
Apple censuró la galardonada adaptación de Wilde advirtiendo a su autor, el belga Tom Bouden, que su obra volvería a la App Store una vez su autor colocara unos recuadros negros en las partes donde los dos hombres se besaban o mantenían relaciones, a pesar de que en ningún momento el cómic muestra desnudos frontales o escenas consideradas pornográficas.
Después de las protestas del dibujante y lde a repercusión en la Red, Apple ha explicado que investiga lo que califica de "error", según publica . TechCrunch
"Cometimos un error.  El equipo de la edición de arte responsable de la aplicación 'Ulises Seen' y  del cómic de la novela de Oscar Wilde 'La importancia de llamarse Ernesto' reclamó nuestra atención. Nosotros enviaremos otra vez a los desarrolladores los dibujos originales para actualizar las aplicaciones." 
La cruzada de Apple contra los contenidos eróticos, al parecer cobra tintes absurdos, critican desde la web 'The Big Money' lo ocurrido. 
Las aplicaciones censuradas se ofrecía como uno de los contenidos a descargar en el iPad y para el próximo iPhone 4 que saldrá al mercado estadounidense esta semana. 
Hace apenas unos meses un hecho similar rebeló a los editores alemanes después de que la compañía de la manzana censuró una aplicación en la que aparecía una chica que se desnudaba en una edición de la revista . Bild
Entonces, la Asociación alemana de revistas (VDZ) criticó a Apple y advirtió de que representa un paso a la censura. "Los editores no podemos vender nuestra alma a cambio de unos pocos centavos de Apple", explicó Wolfgang Fuerstner.